Header

Blog Archives

Tribeca y Mesa

Sigo con las crónicas de New York. Tanto a Tribecca Grill como a Mesa Grill fui en cenas de negocios y me daba un poco de pena estar retratando todo delante de mis clientes, pero algo he rescatado de cada noche. 
Tribeca Grill ocupa los primeros dos pisos del Tribeca Film Center, hogar de la casa productora y del festival de cine del mismo nombre. Uno de sus dueños es Robert de Niro y en sus paredes se pueden apreciar cuadros de su padre. De la puerta pude ver las inmensas torres que están construyendo en el sitio en que se encontraban las torres gemelas derrumbadas aquel fatídico 9/11. 
Pude comprobar que tienen una inmensa bodega de vinos de buena calidad y precios aceptables. Fue un poco decepcionante pedir una tabla de quesos y que los pedazos fueran del tamaño de mi dedo índice, pero todos estaban exquisitos y venían acompañados de una mermelada de higos deliciosa. 
Me habían recomendado pedir vieiras con risotto y me dejé llevar. Las vieiras estaban normalitas de sabor, pero grandes y jugosas. El risotto era de otro mundo, los granos de arroz casi te explotaban en la boca como caviar, la panceta tenía el tostado justo y los hongos estaban “al dente”, si es que ese término sirve para clasificar un punto perfecto de cocción para ellos. También tenía pedazos chiquitos de calabacín. 
De postre pedimos un cake de trufa de chocolate con ron, adornado con kumquats en un almíbar espesa De muerte lenta. Los kumquats me recordaron mucho el dulce de naranja de mi abuela, a ver si intento hacer esa parte de la receta en casa. 
Mesa Grill es uno de los restaurantes de Bobby Flay, uno de mis chefs favoritos, que ya muchos habrán visto por este blog o en la página de Facebook, pues he hecho algunas de sus recetas y no me canso de recomendarlo. Bobby es uno de los Iron Chefs del Food Network y su comida se caracteriza por mezclar la comida norteamericana con sabores del sur del Río Bravo. Chiles, tamales, aguacate, you name it. No sabía que pedir y todo lo que probamos estaba delicioso. Lo que no me gustó mucho fue la distancia entre mesa y mesa, estaban demasiado pegadas para mi gusto. 
Además del pan, nos trajeron unos pancakes con jalapeños y maíz, estilo sureño, que estaban para comer sólo eso e irte a casa. Pedimos dos primeros platos para compartir, un tartare de tuna con salsa de mango y aguacate, servido con nachos de maíz azul y una ensalada con burratta, radicchio, tomates cherry, espárragos y grosellas verdes (goosberries) con un dressing de chile serrano. No sabría decirles cuál estaba mejor. 
De plato principal pedí el especial del día, que era un pato en conserva con pimienta rosa y un glaseado de lima con miel, acompañado de un tamalito con mantequilla de salvia por encima y berza (collard greens) cocinados con chile ahumado. En ese momento quité el flash y la foto es un desastre. Los sabores que salían por todas partes jugaban con mi cerebro. Ni quise apuntarme al postre para que no se me escapara la aventura.

Mitsuwa, mi visita obligada

Mitsuwa es mi mercado favorito en Estados Unidos. Hay varios en el país, pero el más grande se encuentra en New Jersey, para ser más exactos en Edgewater, pegado al Hudson a la altura de Columbia University si lo miras desde Manhattan. No es un secreto que una de mis comidas favoritas es la japonesa, por lo que este mercado es visita obligada para mí cada vez que visito el área de Nueva York.
Compré muchísimas cositas de comer, algunas las consumimos ahí mismo, otras las llevamos para casa de los amigos donde paramos, y unas cuantas me las traje porque no las consigo en las tiendas asiáticas de Miami. Pero puedes encontrar todo lo que compras en los mercados en Japón, desde comida hecha, hasta congelados, bollería, dulces, helados, todo tipo de bebidas, artículos de aseo personal o para el hogar, carnes y vegetales frescos, sushi y un largo etcétera.

Steamers

Tostadas ideales para preparar tosto tamago
Dentro del mercado hay un área que vende comida hecha, con tiendas y vidrieras como estas. 

En una de ellas me pedí este combo delicioso con ramen de carne de cerdo, huevo y  arroz con huevas de salmón. 


Mi zona preferida es la de los encurtidos (tsukemono) pues adoro acompañar las comidas que hago en casa con ellos. Esta vez compré de daikon, berenjena y pepino.


Al lado del mercado hay una librería llamada Sanseido y una ferretería. 
Edición japonesa de 1Q84, de Haruki Murakami, en 4 tomos
Lo que más va a durar de toda la compra será este set de moldes para hacer bolitas de arroz (onigiri).