Big Dutch Baby de fresas

baby dutch

Desde que tengo los sartenes de hierro no los suelto. La verdad es que son muy versátiles e ideales para esas recetas que comienzan en el fogón y terminan en el horno, como este Big Dutch Baby de fresas. El Big Dutch Baby o pancake alemán, se sirve usualmente a la hora del desayuno, aunque yo no lo despreciaría de postre ni a media tarde con un cafecito.

La mezcla para hacer este tipo de pancakes es ligera y se sazona con vainilla o canela. Al hornearla se infla en los bordes y cuando sale del horno se desinfla un poco. Generalmente se sirve con mantequilla, azúcar glas y jugo de limón; pero queda deliciosa con sirope y con frutas es una delicia a los ojos y al paladar.

El Big Dutch Baby es una creación reciente. El original solía prepararse en porciones individuales. De este modo quedan más vistosos y son mucho más fáciles de servir, pues cuando cortas el grande y le has puesto frutas, estas se riegan bastante. Así que si no tienes un sartén que puedas meter al horno, ni te preocupes, usa un molde para muffins y calcula al menos un par de “babies” por persona, porque con uno nadie se va a conformar. Quedan de vicio y seguro a tus niños les encantará ver frente a ellos un pancake diferente.

Esta receta da para 4-6, lleva 10 minutos de preparación más 15-18 minutos en el horno. Los que no usan el sistema de medidas americano, recuerden que una taza es ¼ de litro.

baby dutch de fresas

Ingredientes

3 tazas de fresas cortadas a la mitad
1/4 de taza + 2 cdas de azúcar
1 ½ cdta de extracto de vainilla
6 cdas de mantequilla sin sal
1/4 de cdta de canela en polvo
1/4 de cdta de sal
3 huevos
2/3 de taza de leche a temperatura ambiente
2/3 de taza de harina, tamizada

Preparación

Precalienta el horno a 450°F (230°C). Mezcla las 2 cucharadas de azúcar con la canela. Corta 4 cucharadas de la mantequilla en pedazos.

En un sartén resistente al horno, derrite las otras 2 cucharadas de mantequilla a fuego medio. Caliéntala un poco, sin que llegue a dorarse. Agrega las mitades de fresas, el cuarto de taza de azúcar y 1 cucharadita de extracto de vainilla. Remueve bien y cocina unos 3 minutos, hasta que las fresas comiencen a ponerse tiernas (no más) y pásalas a un bowl. Resérvalas en un lugar en el que no pierdan tanto el calor.

Limpia el sartén con un papel toalla y colócalo en el horno.

En otro bowl, bate los huevos alrededor de 1 minuto. Agrega la leche, la sal, la harina y el resto de la vainilla. Bate otro minuto. Quedará una mezcla ligera.

Saca el sartén del horno y rápidamente cubre el fondo y las paredes de este con las 4 cucharadas de mantequilla que habías cortado, mientras estas se van derritiendo. Vierte la mezcla de harina en el sartén y regrésalo al horno 15-18 minutos. La masa se va a inflar y a dorar en los bordes. Cuando esté lista, sácala del horno, pon las fresas que habías reservado en medio y espolvorea el pancake y las frutas con la mezcla de azúcar con canela.

Sirve caliente.

Sharing is caring!

24 thoughts on “Big Dutch Baby de fresas”

  1. Un postre con fresas, eso es hablar en palabras mayores en mi casa. Nos encantan…tiene una pinta deliciosa!!! me lo apunto que ya están llegado y bajando de precioBesinos

  2. Pues yo tampoco diría que no a un postre así, bueno y a un desayuno tampoco, jajaja, me encanta con fresas, es parecido a las funnel cakes pero estas llevaban nata, Mmmmm! buenísimoBesitos

  3. Oye, que yo soy la más vaga del mundo para panes y esas cosas y tú las haces como si nada, jajaja. Termina tu proyecto de este fin de semana y vuelve a leer la receta, jijiji.Suerte con todo y cariños,Vero

  4. Yo me lo tomaría en una abrir y cerra de ojos, madre mía, qué ricos! Ya sabes que me encantan las fresas, pero no puedo abusar de ellas por mis alergias, pero me imagino la receta con melocotón, o manzana..¿crees que quedaría rico, verdad? Biquiños Vero.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.