Header

Daily Archives: May 27, 2012

Tarta de blueberries y fresas

tarta1

El título de hoy es en spanglish, pues aunque ya busqué en wordreference y me dice que blueberries se dice arándanos en mi primer idioma, no logro aprenderme cómo se llaman en español los berries y me parece más “sincero”  de mi parte llamar la receta así. Además, por los colores, me parece una tarta como para preparar un 4 de julio y ahí me sale lo poco de americana que se me ha pegado en estos casi 20 años en Estados Unidos. Para completar los colores de la bandera puedes servirla con crema batida.
Es una tarta muy fresca y un dulce no tan dulce, que alcanza para 8-10 comensales. Lleva unos 35 minutos prepararla. Quedé de llevarla a una cena y comencé a prepararla un poco tarde, por lo que la hice con una masa congelada, pero recomiendo hacerla con masa casera. Puedes encontrar la receta aquí.
Ingredientes
1 masa congelada de 9 pulgadas
1 clara de huevo batida
2/3 de taza de azúcar
2 cdas. generosas de maicena (fécula de maíz)
2 tazas de blueberries (arándanos)
2 tazas de fresas sin tallo
1 taza de leche
3 cdas. de jugo de limón
1 taza de mermelada de gooseberries (grosellas verdes)
relleno de la tartaPreparación
Precalienta el horno a 425° F. Unta la masa con la clara de huevo y hazle unos huequitos con un tenedor en el fondo, para que no se queme ni se infle. Hornéala 12 minutos. Déjala enfriar antes de rellenarla.
Has un puré en la batidora o el procesador con la mitad de los blueberries y 2 cucharadas de limón. Parece que debe colarse, pero no es necesario. Mezcla el puré con la leche, la maicena y el azúcar y cocina a fuego medio, moviendo constantemente hasta que cuaje, unos 15 minutos. Baja la candela al mínimo, deja la natilla un par de minutos más en el fogón y luego deja que se refresque un poco, antes de ponerla en la masa. Muévela a cada rato para que no se ponga dura en la superficie. 
Mientras, hacemos el glaseado. Pon la cucharada de limón que te quedaba con la taza de mermelada en una cazuela y ponla a hervir mientras mueves constantemente. Dependiendo de la mermelada, puedes ser que sea necesario colarla. Si pierde la transparencia al enfriarse, regrésala a la candela y deja que hierva otra vez, siempre moviendo la mezcla.
Rellena la masa con la natilla, adorna con las frutas y barniza toda la tarta con el glaseado. Mete al refri al menos un par de horas antes de servirla.
 
tartaTips
Yo no lo hice, pero una vez se refresque la natilla puedes ponerle más blueberries frescos si deseas. Si usas esa opción, has la natilla con puré de fresas. Quedará roja en vez de morada.