Header

Blog Archives

Sopa de frijoles negros

Sopa de frijoles negros

El fin de semana siguiente a la inesperada muerte de Anthony Bourdain lo pasé cocinando sus platos. Uno de ellos fue esta sopa de frijoles negros.

Me costó su trabajo para ablandar los frijoles según la receta y la he adaptado a la olla de presión. Tal vez con unos frijoles muy tiernos hubiera sido tan rápida como se indica en su libro Appetites, pero el caso fue que a la primera no se me dio y yo soy fan de la olla de presión de toda la vida.

Todavía me parece mentira lo que ha pasado ya hace casi dos meses. Me dan ganas de llorar cada vez que lo pienso. No sólo hemos perdido a un gran cocinero, sino también a un gran ser humano que ha luchado a nuestro lado por grandes causas y que jamás se quedó callado. A un gran lector y a alguien que nos llevaba consigo a cada uno de sus viajes, que tanto nos inspiró y nos hizo perder el miedo a tantos lugares y comidas “raros”.

Les debía esta sopa de frijoles negros hace rato, porque publiqué la foto en Instagram y prometí subirla pronto al blog. Más este verano he estado lenta y vaga. Muchas noticias terribles, el Mundial de fútbol, visita familiar, mucho trabajo… En fin, ya llegó y más bien mejor guardarla para cuando bajen un poco las temperaturas.

El chef recomienda acompañar también esta sopa de frijoles negros con huevo hervido picadito, salsa picante, cebolla morada picadita o cebollinos picaditos. Creo que unos granos de maíz asados, unas tiritas de tortillas mexicanas fritas, queso fresco o unas tajadas de aguacate le vendrían de maravilla también.

Sopa de frijoles negros

Ingredientes

2 cdas de manteca de cerdo o aceite de oliva
4 chorizos pequeños bien picaditos
1 cebolla morada picadita
1 zanahoria pequeña pelada y rallada
1 palo de apio picadito
1 ají pimiento rojo picadito
5 diente de ajo picaditos o machacados
2 cdas de comino molido
2 cdas de orégano seco
2 cdas de pimentón o paprika
Sal
Pimienta
1/4 de taza de vinagre rojo o vino de jerez (sherry)
4 tazas de caldo (hay una receta en el libro pero usé de pote)
1 1/2 tazas de frijoles negros secos

Para adornar:
2 chorizos cortados en rueditas finitas
Crema mexicana o crema agria
Cilantro
Ají rojo picante cortado en rueditas.

Sopa de frijoles negros

Preparación

Calienta la manteca o el aceite en la olla de presión a fuego medio y añade el chorizo picadito. Cocina unos 3-5 minutos removiendo seguido, hasta que vaya soltando casi toda la grasa. Retíralo con una espumadera para que la grasa se quede en la cazuela y resérvalo sobre papel toalla.

Añade la cebolla, la zanahoria, el apio, el pimiento, el ajo, el comino, el orégano y el pimentón. Remueve bien todo y sigue cocinando 5-7 minutos hasta que los vegetales estén tiernos y comenzando a dorarse. Salpimienta.

Sube la candela al máximo y cocina otros dos minutos hasta que no quede líquido de los vegetales. Agrega el vinagre o el vino de jerez. Revuelve con una cuchara de madera, raspando el fondo para aprovechar ese tesoro que se pega al fondo. Cocina un par de minutos hasta que no sientas el olor fuerte del vinagre y este casi haya desaparecido.

Adiciona del caldo y los frijoles previamente lavados y escurridos. Tapa la olla y cuando pite, cocínalos 25 minutos.

Una vez tiernos los frijoles, pasa levemente por la batidora o tritúralos con una batidora de inmersión. No tienes que triturar todos los frijoles totalmente, así que con que pases sólo una parte por la batidora está bien.

Regresa todos los frijoles a la olla y añade el chorizo picadito cocinado que habías reservado al inicio. Si está muy espesa la sopa, puedes ponerle un poco de caldo o agua. A mí como me encanta el puré y me recordaba uno que hago a cada rato, no le puse más líquido. Rectifica la sal. Mantenlo caliente.

Coloca las rueditas de chorizo en un sartén y dóralos por ambos lados hasta que pierdan un poco la grasa. Retíralos y ponlos sobre papel toalla.

Sirve la sopa con un poco de crema en medio, así como el cilantro, las rueditas de chorizo y el ají. También puedes usar otros ingredientes que te recomiendo al final de la introducción.

¡A disfrutar de esta sopa de frijoles negros maravillosa y a celebrar la vida de Bourdain!

Aprovecho para hacer el link a las repescas de Cooking the chef, pues fue uno de los chefs que celebramos. En ese momento hice sus lobster rolls, mucho más apropiados para el verano.