Header

Blog Archives

Tostones

tostones

Tostones

Tostones, chatinos, plátano a puñetazos, son algunas formas de llamarle a este modo de preparar el plátano macho verde en Cuba. ¡Mira que me gustan! Bien tostaditos, como si fueran unas galleticas.

Lo que no soporto es pelarlos, a pesar de que tengo un truco para hacerlo: darles un corte en el lomo y, a partir de ahí, comenzar a quitarles la cáscara. Yo siempre decía que el hombre con el que me casara tenía que saber pelar plátanos verdes, pero al final aprendí un día… tratando de enseñar a mi marido.

Los chatinos me recuerdan muchísimo mi niñez. En casa siempre había alguna vianda frita para acompañar las comidas y los tostones se hacían bastante seguido, aunque era un poco difícil que llegaran a la mesa, pues todos nos poníamos a picar de los que se iban friendo.

Ingredientes

Plátanos verdes
Sal
Abundante aceite para freír

tostones chatinos

Cómo preparar tostones o chatinos

Preparación

Pela los plátanos y los córtalos en rodajas de 3 centímetros.

Vierte el aceite en una cazuela, o en la freidora. El aceite debe cubrirlos totalmente. Con el aceite a temperatura ambiente, comienza a freír los trozos de plátano durante aproximadamente 8 minutos, para que se ablanden pero por fuera deben quedar un poquito tostados. Una vez listos, colócalos sobre papel toalla para que escurran la grasa.

Envuelve, una por una, las rodajas de plátano con papel de horno o papel cartucho y las aplástalos con el fondo de un vaso o una lata de conservas, reduciendo su grosor a unos 7-8 milímetros, con cuidado de no romperlos.

Llena de agua un cuenco grande y le añade un poco de sal. Deja reposar los plátanos fritos en el agua salada durante 30 segundos y vuelve a freírlos, esta vez con el aceite caliente y solo 3 minutos. Ahora sí deben quedar bien tostaditos. Yo compruebo que están listos tocándolos con un tenedor: si suenan es que están tostados.

Espolvoréalos con sal al gusto. Sugiero acompañarlos con mojo de perejil. Para hacerlo calientas el aceite a fuego lento con ajo machacado unos 12 minutos y cuando lo retires del fuego, le agregas perejil picadito.

Ponerlos en agua es opcional, pero es lo que hace que queden tostados por fuera y tiernos por dentro. Hay que tener cuidado al ponerlos medio mojados en el aceite hirviendo, porque si los plátanos contienen restos de agua, el aceite puede salpicar y quemarnos.