Cafés y restaurantes literarios que no puedes perderte en París

Veronica Cervera en Paris Julio 2023

¿Qué tienen en común estos seis cafés y restaurantes literarios que no puedes perderte en París además de estar ligados a las letras? Pues todos están en la margen izquierda del Sena, en el barrio de Saint-Germain-des-Prés, y, por tanto, en el Arrondissement Seis, que siempre ha sido un barrio parisino que se ha caracterizado por albergar gran parte de la vida intelectual de la ciudad y del mundo entero.

En el Rive Gauche, estaban antes todas las grandes editoriales, imprentas, librerías… y es difícil pasar mucho rato caminando por sus calles sin pasar por un edificio donde ha vivido un escritor famoso, ha sido punto de reunión de artistas o ha transcurrido algún hecho importante relacionado con las letras.

Todos estos cafés y restaurantes parisinos han tenido o tienen su premio literario y muchísima historia. Trataré de contarte un poco y te voy a dar sugerencias de sitios de interés que puedes visitar en sus cercanías.

Regresamos después del verano todavía pensando en vacaciones. ¡Vámosnos!

Cafe espresso doble en les deux magots

1 – Les Deux Magots

6 Pl. Saint-Germain des Prés, 75006 Paris, France

El café más famoso del mundo debe su nombre a dos figuras heredadas de los dueños anteriores del local que siguen adornando su salón y que se supone representan dos perfonajes confusianistas. Por allí han pasado Rimbaud, Verlaine, Picasso, Jim Morrison y Oscar Wilde. Este último vivió durante su exilio en un hotel cercano y se dice que pasaba en las mañanas a desayunar y en las noches a tomarse su vaso de absenta.

Hoy su menú ofrece los desayunos de Hemingway y Sartre a 35 y 30 euros respectivamente. Muy completos, ofrecen varias combinaciones de cafés, bollería y fruta. Llenan muchísimo y seguramente te pueden ahorrar luego un almuerzo caro, además de ser ideales para un largo día en uno de los museos parisinos. De todos modos, siguen siendo caros para la mayoría de nosotros.

De todos modos, como seguramente no querrás perder la ocasión de visitarlo si estás en París, debo decir que el desayuno (petit déjeuner) es la mejor hora para visitar el café, pues el resto del día suele haber bastante cola. Aunque bien puedes ir más tarde a disfrutar de una ensalada o un sándwich.

menu les deux magots verano 2023

Toma tu turno y mientras ve a visitar una librería preciosa que queda casi al lado, L’Ecume des Pages. Allí si no sabes francés, al menos puedes saborear el ambiente y salir con una postal preciosa como souvenir o recuerdo. Su sección de cine y fotografía es una pasada y tienen libros en inglés al fondo y nos pocos en español.

Algunos dicen que lo mejor es sentarse en la terraza de Les Deux Magots mirando hacia afuera a disfrutar un café, una limonada (citron pressé) o una cerveza fría y simplemente sentarte a leer, disfrutar la vista de la Iglesia de Saint-Germain-des-Prés (la más antigua de la ciudad) que está justo enfrente o ver la gente pasar por el boulevard.

cafe de flore

2 – Café de Flore

172 Bd Saint-Germain, 75006 Paris, France

De los favoritos de la chef Ina Garten -que tiene un apartamento cerca- y frecuentado desde su fundación en 1865 hasta hoy por el mundo editorial e intelectual parisino. No se llena tanto como su rival cercano, Les Deux Magots. Es un pelín más barato y también una buena opción es desayunar, sobre todo para disfrutar de una taza de chocolate. Sin descartar caer más tarde para tomar un aperitif.

Fue la oficina del gran poeta Apollinaire a principios del siglo pasado y de Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre Durante La Ocupación. La pareja francesa más famosa lo consideraba su casa y el autor de La Náusea llegó a decir «los caminos del Flore han sido, para mí, cuatro años en los Caminos de la libertad…», puesto que nunca llegó a ser frecuentado por los alemanes en ese período.  

Tumba de Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre Cementerio de Montparnasse
Tumba de Simone de Beauvoir y Jean Paul Sartre Cementerio de Montparnasse

Fue la cuna de los surrealistas y los dadaístas y años después punto de reunión de la Nouvelle Vague. ¿Se imaginan? Jane Fonda, Roman Polanski, Brigitte Bardot, Alain Delon, Belmondo…

Durás, que vivía a cuadra y media, en la 5 Rue Saint-Benoît, era junto a Luis Aragon y Dionys Mascolo, parte de la tropa del Partido Comunista francés que frecuentaba el café en su época.

Cerca también vivieron Victor Hugo, en la 30 Rue du Dragon; George Sand después de divorciarse, en la 31 Rue de Seine; Colette en la 28 Rue Jacob. Simone Signoret escribió en su biografía « Nací una noche del mes de marzo de 1941 sobre una de las banquetas del Café de Flore » y Balzac trabajó en una imprenta cerca en la 17 Rue Visonti, a apenas unos bloques de ahí.

¿Te pides otro céctel mientras sigues soñando y armando tu recorrido?

¿Quién sabe si te encontrarías aquí con Sharon Stone, Robert de Niro, Sofia Coppola, Johnny Depp, Jack Nickolson, Tim Buton, Harvey Keitel, Gary Oldman, Cher, Paul Auster u otros artistas para los que este local sigue siendo uno de sus favoritos?

Brasserie Lipp

3 – Brasserie Lipp

151 Bd Saint-Germain, 75006 Paris, France

Su comida es excepcional y su servicio no tiene nada que ver con la leyenda de que los camareros franceses son rudos. Hubiera repetido de no querer pasar por tantos sitios en mi primera visita a París.

Fundado por Leonard Lipp y su esposa, refugiados alsasianos de la guerra Franco-Prusiana, bajo el nombre Brasserie des Bords du Rhin en 1870, ha sido desde siempre más conocido por su nombre actual.

Hemingway en París era una fiesta le llama simplemente Lipp y cuenta a modo de homenaje como después de pasar por la la librería original de Shakespeare & Co. en la rue de l’Odéon a por su correspondencia y encontrar un pago entre lo pendiente, se va a comer y beber a este restaurante. Pide «un distingué, que era una jarra de cristal con un litro de cerveza, y una ensalada de patatas» a la que luego llama por su nombre en francés pommes a l’huile (muy parecidas a las patatas aliñás andaluzas), que describe «de pulpa firme, marinadas en un delicioso aceite de oliva» y repite junto a unas «cervelas, o sea una salchicha parecida a las de Frankfurt, pero muy grande, cortada en dos mitades y cubiertas con una salsa especial a base de mostaza», que todavía aparecen en el menú hoy en día como especialité de la casa: cervelas rémoulade.

El mismo menú encabezado desde hace mucho por la frase en inglés «NO SALAD AS A MEAL», como advertencia a esos turistas que se creen estar en el derecho de estár servidos con una ensalada en un establecimiento como este.

Paté en croute de la Brasserie Lipp

Debo decir que la pareja sentada a nuestro lado compartió sus platos mientras mi esposo disfrutaba su sopa primero y su magnífico, pero un poco picante, tartare de boeuf, preparada frente a nosotros por nuestro simpático camarero. Y yo el ansiado Paté en croute que ven en la foto anterior a este párrafo y luego un Brandade de morue (brandada de bacalao) que curiosamente era un plato caliente a diferencia de como lo he comido siempre frío.

Llegamos y entramos sin reservación, pero se recomienda hacerla.

Placa de Le Procope

4 – Le Procope

13 Rue de l’Ancienne Comédie, 75006 Paris, France

Abierto 106 años antes de que a pocos pasos el Dr. Joseph-Ignace Guillotin diera por terminada la guillotina, Le Procope fue el primer lugar de Europa donde se sirvió café en tazas al público, algo que muchos consideraron una moda pasajera en Paris en su momento y que, hasta hoy, es de las primeras cosas que pasan por nuestro cabeza cuando pensamos en la ciudad de las luces. -El café, no la guillotina… bueno, esa también pasa por nuestras cabezas. A modo de recuerdo, ya no por sentencia-. Aunque hace bastante que local de dos pisos, que fuera frecuentado por Verlaine, Rosseau, Voltaire, Diderot, Balzac, Zola, y hasta el mismísimo Napoleón -de quien se conserva en una vitirina un sombrero bicornio que dejó como promesa de que regresaría a pagar por su comida-, es un restaurante.

Pescado en hojaldre de Le Procope

Cerca de la intercepción de la calle De Buci & Rue de Seine, donde hay tanta historia literaria, se situa este restaurante amplísimo y bastante turístico, donde vale mucho la pena hacer una parada para disfrutar de foie grass, caviar de berenjenas, Soupe à l’Oignon, pescado en hojaldre, o el famoso plato nacional pot-au-feu; entre sus paredes rojas, sus candelabros dorados y las fotos de sus clientes más famosos.

Le Procpe entrada du Commerce Saint-André

Por cierto, en Rue de Buci puedes parar también por Buci News en la esquina con rue Grégoire-de-Tour, y comprar souvenirs, tarjetas postales, revistas y periódicos franceses y extranjeros y sentarte a leerlos en alguno de los cafés vecinos. Cruzar al número 2, donde se encuentra la hermosa librería de Taschen, con su entorno diseñado por Philippe Starck, la primera que esta editorial germana abrió en el exterior. Seguir hasta el no. 40, donde hasta el 2000 se encontraba la tienda de alquiler de ropa Au Cor de Chasse, en la que Albert Camus, autor de El extranjero, rentó el smoking con el que fue a recibir el Premio Nobel de Literatura en 1957.

Tiene entrada tanto por la dirección que les pongo al final como por el hermoso Cour du Commerce Saint-André, que es la que muestro en la foto anterior.

Libreria Shakespeare and Company Paris

5 – Shakespeare & Company (Librería y Café)

37 Rue de la Bûcherie, 75005 Paris, France

Situada frente a la famosa catedral de Notre Dame, la actual librería de Shakespeare & Company es un lugar de peregrinación donde puedes comprar libros en inglés. Henry Miller la llamó «el país de las maravillas de los libros».

Hicimos una cola de unos 10-15 minutos para verla por dentro y comprarnos unos libros. -Felices de ver cola en una librería, sinceramente.- Vale la pena subir al segundo piso, donde se encuentra una sala de lectura, fotos de autores que han estado vinculados a la librería y un piano que cualquiera puede sentarse a tocar. Hay unas cuantas butacas donde puedes quedarte leyendo libros antiguos de sus libreros y/o disfrutar del ambiente y de la música.

En los bajos hay una sección del libros infantiles y al lado un café con mesas comunales fuera, que puedes visitar aparte del local. No comimos en el café pero se veía muy agradable el ambiente. El menú tenía bagels, scones y tostadas, así como postres y numerosas bebidas calientes y frías, incluyendo cervezas.

Fotos de la sala de lectura de Shakespeare and Company en Paris

El dificio original era un monasterio situado en el Kilómetro Cero, el punto en el cual comienzan todos los caminos franceses. La librería fue fundada por el noreteamericano George Whitman y hoy en día es administrada por su hija Sylvia. En sus inicios se llamaba La Mistral y cambió su nombre en 1964, al celebrarse el 400 aniversario del nacimiento del gran poeta inglés y en honor de Sylvia Beach.

Y es que esta no es la librería original. Esta se encontraba en el 12 de la rue de L’Odeon y para los que no conocen su historia, abrió a principios del siglo XX y su dueña era la también norteamericana Sylvia Beach. Además de vender libros en inglés, el lugar funcionaba como biblioteca y centro de correspondencia para muchos escritores expatriados, que además muchas veces hasta tomaban dinero prestado cuando todavía no eran famosos. Según Hemingway, Silvia fue la persona más generosa que conoció en su vida.

Beach publicó el Ulises de Joyce cuando sufría censura en Inglaterra y Estados Unidos. Les recomiendo sus memorias, que lamentablente no veo disponibles en español. Frente estaba la librería de su pareja, que a su vez fue la primera en publicar el Ulises en francés. Ambas se estaban situadas cerca de nuestra próxima recomendación.

P.D. Mientras preparaba el post he visto que pronto se publica en inglés el libro de las entrevistas de la librería. Incluirá conversaciones con escritores como Annie Ernaux, Colon Whitehead y George Saunders.

Cafe Les Éditeurs

6 – Les Éditeurs

4 Carr de l’Odéon, 75006 Paris, France

Si andas buscando un café más moderno, este situado entre el Quartier Latin y el Quartier Luxemburg, que además tiene mucho caché es para tí. Debo decir que después del número 5 de esta lista, es el más sencillo de los que menciono.

Es un sitio muy placentero. Sus mesas tienen unos butacones confortables y sus paredes están cubiertas de libreros y de fotos de editores y escritores contemporáneos, entre los que se encuentra la magnífica ganadora del Nobel de Literatura más reciente, Annie Ernaux.

Croque-Monsieur de Les Éditeurs

Su comida estaba muy bien. Pedimos un Croque-Monsieur y una Fregola Sarda con jamón, trufas y queso Comté al estilo de un risotto. Ambos platos costaban menos de $20 y aunque la Fregola es una comida italiana, es tan raro encontrarla donde vivo o en cualquier lado fuera de Sardinia, que me animé a pedirla y fue un éxito.

El postre lo pueden tomar en Pierre Hermé, casi cruzando la calle, y así probar su 2000 Feuilles (dos mil hojas), con su juego de texturas que incluye hojaldre, praliné y avellanas (de lo más rico de todo el viaje, los probamos otro día que pasamos cerca). Aunque los profiteroles rellenos con helado que pedimos estaban muy sabrosos y venían acompañados de chocolate para ponerle por encima al gusto.

2000 Feuilles de Pierre Herme

Los domingos tienen brunch por 29.50 €. No fuimos, pero el menú me pareció bien para ese precio.

Desde el restaurante puedes tomar la calle L’Odeon y pasar por el número 12, donde estaba la librería original de Shakespeare & Company, cuya historia contaba arriba. Y casi frente, en el número 7 estaba la librería de Adrienn Mornnier, pareja de Sylvia Beach. Ahora en esa cuadra hay unas cuantas librerías de segunda mano y algunas tiendas de antiguedades.

Si sigues camninando hasta el fondo de la rue de L’Odéon darás con el Odéon Theatre donde entre otros triunfaron Sarah Bernard. Es el local donde se estrenó Las bodas de Fígaro.

Y si pasando el teatro doblas a la derecha encontrarás los famosos Jardines de Luxemburgo donde vale la pena ir a pasear y admirar su belleza, llevar los niños a jugar, merendar, jugar tenis, leer, enamorarse de sus fuentes. Y cómo no, sentarse a disfrutar del típico picnic con la bagette, el queso y el vino comprados en un mercado y disfrutar de una comida sencilla, romántica y barata en uno de los parques más hermosos y famosos del mundo.

Gnomon de la iglesia de Saint-Sulpice que se menciona en El codigo da Vinci

Otro sitio que se encuentra cerca de este café es la iglesia de Saint-Sulpice que fue donde bautizaron a Baudelaire y donde se casó Victor Hugo con Adèle Foucher. Además es mencionada en varias películas y libros, entre estos últimos El Código da Vinci que menciona su gnomon. También alberga uno de los mayores órganos del mundo (con más de 6500 tubos) y dos frescos de Delacroix.

Ahhh, y justo saliendo de la iglesia hacia la plaza onónima, si doblas a la izquierda vas a poder disfrutar de la famosa pared donde pintaron uno de los poemas de Rimbaud.

Pared con poema de Rimbaud en Paris

Espero te gustaran estos cafés, sus historias y los sitios y lecturas que te hemos ido recomendando en el camino. Fue genial comer en París, pero les juro que me hacía casi más ilusión visitar estos lugares. Y es un placer hoy compartirlo contigo.

Cuéntame si has estado en París, cuál de estos cafés y restaurantes literarios te ha gustado más o cuál te gustaría visitar en el futuro.

veronicacervera
Últimas entradas de veronicacervera (ver todo)

Sharing is caring!

5 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

14 Comments
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Susana
Susana
5 months ago

mi hija va a viajar PRÓXIMAMENTE a paris asi que le va a venir GENIAL ESTE POST. Le DIRÉ que se lo lea y seguramente visitara alguno de estos cafés. Muchas gracias.

Maribel Garcia Acosta
Maribel Garcia Acosta
5 months ago

Qué buen recorrido te hiciste Verónica por todos esos cafés y restaurantes literarios parisinos. el café de Fiore es de mis favoritos pero tomo nota de todas tus recomendaciones para cuando vaya de nuevo. Un abrazo

Laura Fernández
Laura Fernández
5 months ago

PUES TENGO PENDIENTE VOLVER A PARÍS PORQUE ESTUVE CON 17 años y no lo disfrute como lo haria ahora. Tengo un libro de david lebovitz sobre comida francesa que me encanta y leer tus PERIPECIAS por los cafes literarios de paris me ha encantado y creo que disfrutarias del libro… Read more »

Monica
Monica
5 months ago

Que lujo poder disfrutar de unos buenos cafés y restaurantes literarios y que no puedes perder en Paris, gracias por las recomendaciones, algunas veces, viajas y no saber dónde sentarte a tomar un buen café puede ser realmente complejo, me encantó leerte, y sobre todo ver todas tus recomendaciones tan… Read more »

Enriqueta E Lemoine
Enriqueta E Lemoine
5 months ago

Que delicia leerte, Verito en Les Deux Magaux probé por primera vez el tarte tatin aux pommes y quedé prendada.

silvia
silvia
5 months ago

Pero que buena lista nos has dado Vero! Hace tantos años que no voy a Paris! Pero gracias a ti he tomado un tour digital. Y ya hice mi lista para la próxima vez que tenga la gran fortuna de visitar esa linda ciudad.

Faby Acosta
Faby Acosta
5 months ago

Que belleza de reseña de estos seis cafés y restaurantes literarios en París. Me encantan los café parisinos. Ojalá pueda volver algún DÍA y conocer alguno de estos 6 que nos recomiendas. Gracias por tan maravillosa guía.

14
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x