Horneando para San Valentín

pancitos para san valentin
Pocas veces me atrevo a hacer recetas de harina y horno, pero esta es lo suficientemente fácil como para decidirme a amasar. No necesita panificadora y los pancitos queda deliciosos. Antes de estar horneando para San Valentín sólo me había atrevido con unos grissini o palitroques.
Qué olor tan rico tenía toda la casa mientras se hacían. En cuanto se refrescaron un poquito mi marido y yo agarramos un par cada uno. El me ayudó a amasar, algo que puedes compartir con tus hijos y seguramente lo disfrutarán muchísimo.

Salen 16 panecillos del tamaño de un bagel pero con la masa menos compacta y más finitos. Van mejor para mojar en aceite de oliva con sal y especias que para cortarlos a la mitad e intentar ponerles algo en medio.

Estos corazones son ideales para compartir con tus compañeros de trabajo o los amiguitos de tus niños. Puedes hacerlos también en forma de corazón, herradura, circulares, triangulares o alargados, dependiendo de la ocasión o del gusto de tu familia.

Ingredientes

  • 4 tazas de harina
  • 1 sobre de 1/4 de oz (7 g) de levadura seca granulada (active dry yeats)
  • 2 cdas de sal
  • 2 cdas de aceite de oliva
  • 1 cdta de comino en polvo
  • 1 cdata de tomillo en polvo
  • 1 1/2 tazas de agua tibia
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de semillas de sésamo negro
  • Aceite de freir o PAM para engrasar los moldes

Preparación

Engrasa 3 o 4 bandejas planas con aceite.

Tamiza 3 2/3 tazas de harina sobre un cuenco grande. Agrega la sal, la levadura, el comino y el tomillo. Has un volcán en medio, añade el agua tibia y mezcla bien todo usando un tenedor. Cuando se despegue del cuenco, espolvorea harina sobre una superficie plana y pon sobre ella la masa.

Amasa 10 minutos, adicionando poquitos de harina si fuera necesario. Regresa la masa al cuenco y cúbrela con un paño húmedo. Déjala reposar 5 minutos.

Has una especie de baguette con la masa (como indica la foto en la galería) y divídela en 16 pedazos iguales. Amasa y estira cada uno hasta que tengan 12-14 pulgadas (30-32 cm) de largo. Esto lo logras haciendo un poco de presión hacia abajo a la vez que vas moviendo las manos hacia adelante y hacia afuera. Dale forma de corazón, cerrándolo arriba y haciendo presión con dos dedos. Ve colocándolos sobre una superficie plana levemente enharinada.

Bate el huevo con 1 cucharada de agua fría y pinta los panecillos por encima con la mezcla. Pon las semillas en una superficie plana y con cuidado, tomando los corazones por arriba con las dos manos, ve pasándolos por el sésamo con la parte que tiene huevo hacia abajo, para que se le pegue y los vas ubicando en las bandejas, un poco separados (ver galería) porque crecerán. Mete las bandejas al horno apagado 1 hora.

Saca las bandejas y precalienta el horno a 425°F (200°C).

Hornea 15 minutos, hasta que estén doraditos. Ponlos a refrescarse sobre unas rejillas. ¿Te da el olor?

Tips

En lugar de semillas de sésamo negras puedes usar sésamo blanco, semillas de calabaza, semillas de amapola o queso rallado.

Sharing is caring!

22 thoughts on “Horneando para San Valentín”

  1. Hola amiga Vero, que simpáticos corazones de San Valentín. Yo estoy experimentando con pan y no me va mal, llevamos dos semanas que hacemos pan los sábados y a mi familia le encanta.Besos.

    Reply
  2. Mi querida Vero, no solo tu andas ausente, yo tambien estoy un poco desconectada, estos dias de carnaval tenemos mucho trabajo en la cafeteria, y hay que aprovecharlo un poquito, bueno decirte que esos corazones me han enamorado, nunca mejor dicho, ideales para regalar, y para desfrutar de lo ricos que tienen que estar. Un abrazo preciosa

    Reply
  3. Hola Vero, estás como yo deseando la panificadora, a ver si me la trae cupido ajjaja. Me gustan mucho estos panecillos, todo lo que sea masas me apasiona, mas las saldas que las dulces.Besinos

    Reply
  4. Querida Vero, me gustan un montón estos panecillos con forma de corazón. Son ideales para regalar y comer acompañados 🙂 el pan es una de mis muchas tareas pendientes, espero poder hacerme con una panificadora en algún momento, a ver si se puede. A lo mejor me animo a amasar a mano 🙂 Tomo nota de la receta. Biquiñoss

    Reply
  5. Creo que cupido no la va a dejar por acá, así que seguiremos esperando.A mí me encantan las masas también, pero tengo que reconocer que no son mi fuerte. Sin embargo, estos panecillos quedaron ricos a la primera.Besitos.

    Reply

¿Te gustó?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.