Lasaña vegetariana con salsa de calabaza

Hace rato tenía ganas de hacer una lasaña con vegetales. La verdad es que sin habérmelo propuesto, cada día como menos carne. Aunque eso no quiere decir que no me gusta un buen churrasco a cada rato, ni que voy a renunciar al picadillo en la lasaña.
Lo de ponerle salsa de calabaza se me ocurrió a última hora. Me había comprado el fin de semana una nueva bandeja para hornear en TJ-Max y estaba loca por estrenarla. Recordé entonces que había comprado ahí mismo, hacía poco, un pote de salsa para pastas hecha con calabaza. Según el pomo, contiene además -entre otras cosas, por si se animan a hacerla-, salsa de tomate, pimiento rojo, tomate, mantequilla, apio, cebolla, ajo, sal y pimienta; pero creo que simplemente la pueden sustituir por la salsa de su preferencia. Abajo les dejo el link de Amazon, por si acaso. Me pregunto qué no puedes encontrar allí…
Esta receta lleva 15 minutos de preparación, aproximadamente 1 hora en el horno y otros 15 minutos de espera, para que la lasaña no se te desbarate cuando la cortes. La crema de calabaza le da un toque otoñal, aunque aquí en Miami apenas se empieza a sentir el fresquito. Da 8 raciones.
Ingredientes
12 láminas de pasta Barilla lista para hornear
1 calabacín
1 berenjena
2 tomates
1/2 cebolla
3 dientes de ajo
25.5 oz de salsa de calabaza
15 oz de queso ricotta
1/2 taza de queso parmesano o mozzarella rallado
1/4 taza de aceite de oliva extravirgen
1 manojo de albahaca
Sal
Pimienta
Preparación
Precalienta el horno a 375 F.
Engrasa la bandeja para hornear (de 12 x 9 pulgadas, aproximadamente) con un poco de aceite de oliva y cubre levemente el fondo con un poco de salsa de calabaza.
Separa media taza de la salsa de calabaza y mezcla el resto con el queso ricotta en una batidora o en un procesador, ponle sal y pimienta al gusto y casi toda la albahaca, dejando unas hojitas para adornar los platos.
Pica en ruedas la berenjena, el calabacín, la cebolla, el ajo y los tomates. Salpimienta y sofríe todo con el aceite restante en un sartén grande o en un wok, rápidamente, antes de que los vegetales comiencen a soltar sus líquidos.
Ya tienes todo listo para armar la lasaña.
Coloca cuatro láminas de pasta en la bandeja, has otra capa con la mitad de los vegetales y otra con la mitad de la mezcla de salsa de calabaza y ricotta, cubre con otras cuatro láminas de lasaña, vierte las otras mitades en capas y vuelve a cubrir con la pasta.
Ya está casi armada, ahora sólo falta que la cubras con la media taza de salsa que habías reservado y le espolvorees el queso parmesano.
Cubre con papel aluminio y cocínalo en el horno por 50 minutos. Destápala y cocina otros 5 a 10 minutos, para que se dore el queso. Apaga el horno y déjala reposar otros 5 minutos. Sácala con cuidado y deja que se enfríe durante 10 a 15 minutos, hasta que puedas picarla sin que se haga pedazos.
Sirve adornando con las hojitas de albahaca que reservaste.
Tips
Se me ocurre que una salsa bechamel batida con unos pedacitos calabaza hervida puede dar una salsa sabrosa para usar en esta receta. Si te animas a hacerlo así, me cuentas. 

Sharing is caring!

¿Te gustó?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.