Cómo hacer limoncello

como-hacer-limoncello

Durante el viaje a Nápoles y la Costa Amalfitana el pasado septiembre, compré un paño de cocina que tenía pintado unos limones típicos de esta zona y cómo hacer limoncello con ellos.

No tenía idea de cuando lo iba a preparar pero un amigo me trajo una bolsa de limones franceses para hacer dulce y decidí probar la receta del paño con ellos. La piel de estos limones es diferente a la de los italianos, mucho más parecida a la de la naranja agria, pero su sabor es tan suave como los de Italia y me imaginé que iban a dar la talla. Así fue aunque cambié la receta, para variar. Aquí tienen ambos limones para que vean como lucen.

dos-limones

Lo primero que hice al llegar a la la Costa Amalfitana fue pedirme un limoncello en el Ristobar Midnight Sun, situado en una plaza que mira al mar en Minori, un pueblo pequeño y encantador. Allí llegamos por error, pues yo juraba que había hecho la reservación en Amalfi, que es la ciudad que sigue hacia el oeste, mucho más famosa, concurrida y también más cara.

minori

Iba en el bus mirando las montañas con sus terrazas sembradas de olivos y limones cuando se me ocurrió chequear en Google Maps la ubicación del hotel y descubrí que me había equivocado. Un señor que iba a mi lado me lo confirmó. Los italianos suelen ser muy amables y siempre te ayudan a encontrar el camino.

Y no saben lo que me alegra haberme confundido. Encontré la paz que necesitaba y el hotel en el que nos quedamos era fabuloso. La habitación tenía el baño y el piso de losa mayólica, tan linda que quería traerla a casa. Hicimos muy buenas migas con el dueño del Ristobar y sus hijas, que nos enseñaron como seguir el viaje y así terminamos dando un paseo precioso en barco por toda la costa hasta llegar a Sorrento. Además, allí fue donde más rico comimos en todo el viaje, en un restaurante tan alocado como puede sonarnos en español su nombre: La Locanda del Pescatore. Locanda es una barca pequeña.

Pero vamos a la receta. Miren que me gusta contar historias. Y más con lo que los he extrañado todos estos días que llevo sin publicar entre el ajetreo de dos ferias de libros y Acción de Gracias.

Para hacer el limoncello Les recomiendo usar un alcohol cuyo sabor no sea muy pronunciado. Yo usé un vodka llamado Sky.

limoncello2

La parte más difícil e importante de esta receta es asegurarnos de eliminar totalmente la corteza blanca pegada a la piel de los limones, pues si no, la bebida quedaría demasiado amarga. Les recomiendo hacer esta parte con un cuchillo pequeño y mucha paciencia.

También necesitarán paciencia para esperar a que esté listo, pues los pedazos de piel de limón deben reposar en el alcohol 4 días.

Con esta receta nos salieron casi 4 botellas. Pueden hacerla para su consumo y también para regalar esta Navidad. Lo recomiendo tanto de aperitivo commo de digestivo.

Ingredientes

7 limones franceses, sólo la piel, bien limpia
1 1/2 litro de vodka
1300 g de azúcar blanca

Preparación

Asegúrate de quitarle a la piel de los limones toda la corteza blanca y corta la cáscara en pedazos pequeños. En mi caso, la corté bien chiquita para que pudiera entrar y salir de las botellas.

Echa el alcohol en el mismo recipiente en que pongas las cáscaras y séllalo hermeticamente. Yo utilicé 2 botellas. Deja reposar durante 4 días en un sitio donde no le de mucha luz. Yo lo hice 6 días después por falta de tiempo y me funcionó.

Prepara un sirope con el azúcar y 1.3 litros de agua poniendo ambos ingredientes en una cazuela durante 10 minutos a fuego medio. El azúcar debe disolverse totalmente, pero debes tener cuidado no se convierta en un almñibar espeso.

Vierte el alcohol con las cáscaras de limón en la cazuela ya fuera del fuego y tápala. Deja reposar 10 minutos.

Cuela el resultado y viértelo en las botellas- Enfríalo bien antes de servir.

Sharing is caring!

21 thoughts on “Cómo hacer limoncello”

  1. Anda que no!! Qué bien te cuidas!!! 🙂
    Ya volviste de México???
    Sigo tieniendo muchísimos problemas para que se me habra tu blog y ya no me llegan las actutalizaciones a mi mail 🙁
    besos guapa!!!

  2. Este post me acaba de recordar que tengo un limoncello por ahí sin publicar, tuvo tanto éxito que tuve que esconder una botellita para poder fotografiarla… fresquito está muy bueno. Y tus relatos me encantan, por un momento iba en el autobús contemplando esas montañas y esos olivos.
    Un besito y buen finde

  3. Así de fresquito para esta cenas copiosas que nos esperan será ideal, me gusta que ponga punto final, al menos en verano, es una delicia de bebida, aunque tú historia es preciosa también.
    Un besito

  4. que delicia de limoncello y que ganitas ya de NAVIDADES, verdad? Por error han estado deshabilitados los comentarios de las entradas en mi blog desde el 11/11/04 hasta ahora. Disculpa las molestias. Ya está solucionado! Muchas gracias, me encantaría seguir leyendo tus comentarios x allí, como siempre!!! Besitos.

  5. Vero como a tí me rechifló Nápoles y la Costa Amalfitana, también me tomé unos cuantos limoncellos y me traje mi mandil, jajaj, pero la receta noooooo, qué bien!!! guapisima que nos la hayas traído tú, bsss enormes

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.