Header

Pizza 4 quesos con papas moradas

Pizza 4 quesos con papas moradas.

Desde que fui a Italia la primera vez me enamoré de la pizza de papas y el otro día me dio por hacerla con papas moradas para darle más colorido.

Las papas no pega para nada con salsa de tomate cuando haces una pizza, por lo que hice una mezcla de 4 quesos para poner entre las papas y la masa, más que nada aprovechando poquitos que me quedaban. El toque de gracia se lo ha dado el gorgonzola, así que no dejen de ponerle un poquito del blue cheese que consigan. Aquellos que no pueden ni con el olor de este queso, pueden ponerle queso de cabra o feta.

La masa de la pizza es casera y da para dos pizzas medianas finitas, pero pueden hacerla con una masa lista para hornear que les guste. Si vas a usar una masa precocinada o lista para estirar, sigue leyendo esta receta donde dice ¨los 4 quesos¨, después de la segunda foto de este post.

Para la masa:
2 ½ tazas de harina + ½ taza para espolvorear la superficie y el cuenco
1 paquete de ¼ de oz de levadura superrápida en polvo (highly active yeast)
1 cdta. de sal
1 taza de agua tibia
1 cda. de aceite de oliva
1 cdta. de azúcar

Mezcla la harina con la sal y la levadura. Pon el resultado en un cuenco grande, haciendo una especie cráter de volcán en medio.

Combina el agua tibia con el azúcar y el aceite en una taza. Vierte el contenido de la taza en el cráter y con un tenedor, mezcla bien todo, de afuera hacia adentro, hasta que veas que la masa se despega del cuenco y del tenedor.

Espolvorea una superficie lisa con harina y sobre ella coloca la masa. Comienza a amasar. No debe pegarse en las manos, pero si pasa, sólo espolvorea más harina sobre la masa.

Amasa durante 10 minutos aproximadamente. La masa quedará lisa y suave.

Espolvorea el fondo y las paredes del cuenco con harina, coloca en este la masa y tápala con un paño húmedo. Déjala reposar 1 hora. Su tamaño debe triplicarse.

Lista la masa, precalienta el horno a 400°F (200°C).

Para darle forma a las pizzas, disemina un poco de harina en una superficie plana, pon sobre ella la cantidad de masa que vayas a usar, amásala un par de minutos y luego estírala con el rodillo hasta alcanzar la forma y el grosor deseados -yo suelo hacerlas de 1/4 de pulgada (menos de 1 cm).

Pizza 4 quesos. Receta casera.

Los 4 quesos:
1 taza de queso Ricotta
1 taza de queso mozzarella rallado
¼ de taza de queso parmesano o cotija
¼ de taza de queso Gorgonzola
Sal

Mezcla bien los quesos con una espátula y ponle sal al gusto mientras la masa de la pizza está creciendo.

Para las papas:
10 papitas moradas
1 cda de aceite de oliva virgen extra
1 cdta de romero seco
Sal

Pela las papas mientras la pizza está bajo el paño, córtalas en rodajas finas, como de 2 milímetros, y ponlas en un cuenco con agua para que no se oxiden.

Pizza con papas moradas.

Para montar la pizza:

Unta levemente de aceite la bandeja o las bandejas que vayas a usar. Esta masa da para dos pizzas y la mezcla de quesos también.

Unta la parte superior de la pizza con aceite de oliva y esparce sobre ella la mitad de la mezcla de quesos.

Escurre las papas y sécalas con cuidado. Ponles un poquito de sal, el aceite y el romero y muévelas para que se impregnen de todos los ingredientes. Coloca la mitad de las papas sobre el queso de la primera pizza.

Métela al horno 18-20 minutos, hasta que se dore el borde. Luego hornea la segunda, siguiendo los mismos pasos. Puedes hornear las dos pizzas a la vez, sólo tienes que cambiarlas de posición transcurrida la mitad del tiempo de cocción. También puedes hacer una pizza grandota estirando bien toda la masa.

Yo sé que les va a sonar raro a muchos esto de la pizza de papa. A mí me sonó raro un día, pero desde que la probé es una de mis preferidas. ¿Y la tuya cuál es?

This entry was posted in Entrantes, Platos principales

14 Responses



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *