Cake de matcha y chocolate blanco

Siempre me preguntaba cómo hacía la gente para que los postres de matcha les quedaran de ese verde perfecto que había visto en los postres japoneses y por fin he logrado que el cake de matcha y chocolate blanco me quedara así.

He traído un té matcha de Kyoto de mi último viaje a Japón. Lo he comprado en la estación de trenes cuando íbamos camino a Hiroshima.

Yo he comprado té verde muy barato varias veces, y claro, aunque de algún modo sabían bien los platos que preparaba con ellos, no daban el color verde tan vivo. Este mismo cake lo había hecho un par de veces y me quedaba medio grisoso.
Es necesario comprar un té en polvo de calidad si quieres que te quede bien verde.

Me han dicho que en Whole Food hay uno muy bueno y también que el Ito en de Cotsco puede resultar. Si alguno de ustedes lo prueba, me avisan, por favor. Suelen ser caros pero vale la pena.

El tan añorado cake de matcha y chocolate blanco que hoy les traigo es del libro Tokyo Cult Recipes (Tokyo. Recetas de culto), un texto que recomiendo tanto a los amantes de la cocina japonesa como a los que están en cero en este tema y quieren aprender.

Además de usar el matcha de calidad, necesitan una pesa de cocina y un molde rectangular un poco más largo que el del loaf regular.

Si no consigues un molde así, dale 10 minutos más en el molde de loaf. Y en cuanto a la pesa, les daré un aproximado en tazas pero les recomiendo pesar.

Ingredientes

  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • El peso de los huevos en azúcar (1 taza aproximadamente)
  • El peso de los huevos en harina (1 1/2 tazas aproximadamente)
  • El peso de los huevos en mantequilla (1 1/2 barras). Dejarla a temperatura ambiente.
  • 1 cda de polvos para hornear
  • 1 cda de matcha
  • 70 g de besitos de chocolate blanco (1/2 taza)
  • Mantequilla y harina para el molde

Preparación

  • Lo primero es ablandar la mantequilla sin derretirla. Si la has dejado a temperatura ambiente, ya tienes este paso adelantado.
  • Precalienta el horno a 340F (170C).
  • Unta el molde con mantequilla usando un pedazo de papel toalla. Enharínalo y dale unos golpes con el lado de tu mano para sacudir el exceso de harina.
  • Bate la mantequilla con el azúcar durante 5 minutos a velocidad media con una batidora eléctrica. La mezcla debe quedar cremosa y ligera.
  • Añade los huevos uno a uno. Espera a que cada uno se mezcle bien antes de agregar el siguiente.
  • Agrega poco a poco la harina tamizada con el polvo de hornear. Adiciona el té y mezcla bien. Sentirás su aroma delicioso.
  • Retira de la batidora eléctrica e incorpora los besitos de chocolate blanco a la masa con una espátula.
  • Vierte en el molde y dale unos golpes al molde contra la meseta (counter, encimera) con un paño abajo, para eliminar burbujas de aire en la masa sin que se te dañe el molde.
  • Hornea 40 minutos. Estará listo cuando le metas un palillo de dientes en el centro y al sacarlo esté limpio.
  • Deja enfriar unos 10 minutos sobre una parrilla antes de desmoldarlo.

Una vez esté a temperatura ambiente, puedes envolverlo en nylon (papel film) y te durará hasta una semana.

Ojalá encuentres un buen matcha para probar este cake. No es muy dulce, es perfecto para las meriendas, el desayuno o el postre. Su textura es muy suave y aunque parece que se va a desmoronar, no es así. Además, el exterior queda como una capa que lo cubre que me encanta. Es también muy suave encima, aunque abajo y a los lados tiene la firmeza correcta para mantener el cake en perfectas condiciones varios días.

Sharing is caring!

24 thoughts on “Cake de matcha y chocolate blanco”

¿Te gustó?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.