Miso ramen. Un ramen no tan instantáneo

misoramen
El ramen es un fideo de origen chino hecho con harina de trigo y aunque hay muchas versiones sobre cuando llegó a Japón, es una de las comidas más populares de este país hoy en día. Hay tiendas (pequeños restaurantes) especializados sólo en este tipo de sopa con sabores y variadades incontables, pues casi cada zona del país lo prepara de un modo diferente. Cuando fuimos a Japón en la primavera visitamos el museo de ramen de Yokohama y sinceramente, no sabía cuál pedir ni a cuál de las tiendas entrar. Los olores de los establecimientos competían entre sí.

También aprovechamos nuestra estancia para probar algunos ramen instantáneos, pues son mucho más ricos y variados de los que venden acá. En casa nos gusta mucho, pero la verdad no nos llaman la atención los instantáneos que venden en los grandes supermercados y trato de comprar al menos el congelado que venden en las tiendas asiáticas. Lo que pasa es que son más las ganas de tomar esta sopa que las visitas que hago a esas pequeñas tiendas, por lo que muchas veces uso los fideos de los paquetes de ramen instantáneo que consigo hasta en la farmacia a muy buen precio; y desecho  el paquete de sazón (que trae que tiene muchísima sal). Lo combino con ingredientes que normalmente mantengo en casa y la diferencia es inmensa. Termina siendo sólo un poquito más trabajoso pero mucho más rico; y el costo del plato no sube demasiado.

museo yokohama

Preparar un ramen como dios manda, puede llevar horas y horas, por eso los caldos luego saben a gloria. Una de las formas más fáciles de prepararlo es el miso ramen, que combina la popular sopa miso, que seguro muchos de ustedes conocen ya, con estos fideos. Y si le agregas unos cubitos de tofu, tendrán un plato con proteína para una cena ligera deliciosa cualquier noche entre semana.

Tal vez hay algunos ingredientes que no conozcan, por lo que al final incluiré un pequeño glosario que incluye links a fotos de los productos. La receta luce larga, sin ambargo es muy sencilla. Este ramen está listo en 15 minutos y da para dos. El secreto para que queden perfectos es que una vez los escurras después de cocinados, los coloques en una vasija de agua helada y los enguagues bien antes de volverlos a escurrir, así paras la cosión y evitas el exceso de harina en el caldo.

Ingredientes

2 paquetes de ramen instantáneo tipo Maruchan
1 cda de algas wakame secas
12 a 14 cubitos de tofu semifirme de 2/3 de pulgada (2 cm aproximadamente)
3 tazas de dashi (ver abajo)
1 cebollino, picadito en rueditas
1 cda de pasta miso roja
1/2 cda de pasta miso blanca
1/2 cda de mirin
1 1/2 cda de salsa soya

Para el dashi:
3 tazas de agua
1 1/2 cda de Hon-dashi (granulado)

menu museo de ramen

Preparación

Pon a hervir agua abundante y cocina en ella el ramen según las instrucciones del paquete (unos 3 minutos casi siempre) removiendo a cada rato para despegar los fideos.

Mientras tanto, pon las algas wakame en un poco de agua para que se hidraten durante 5 minutos y luego las escurres bien.

Prepara un cuenco grande con agua helada.

Cuando estén los fideos, escúrrelos bien con ayuda de un colador, vierte el contenido en el cuenco con agua fría, enjuága bien los fideos metiendo tus manos en el agua y vuélvelos a escurrir. Distribuye a partes iguales en dos cuencos grandes. Te debe sobrar espacio en ellos para echar luego el caldo.

Pon a hervir las 3 tazas de agua para el dashi. Cuando esté lista, añade el granulado para dashi y disuelve bien. Baja la candela a media. Cuando vuelva a hervir, echa un poco del caldo en una taza y disuelve en este las pastas de miso. Vierte el miso en la sopa y cuando vuelva a hervir, adiciona el mirin y la soya. Deja cocinar otro minuto para que se mezcle bien todo.

Vierte el caldo en los cuencos con el ramen, agrega las algas y el tofu. Adorna con el cebollino.

ramen museo de yokohama

Glosario

Algas wakame: es un vegetal del mar muy beneficioso para la salud. Se dice que ayuda a bajar de peso y que te pretege del cáncer. Se recomienda mucho en la dieta de mujeres cuando están embarazadas o lacatando, pues tiene mucho calcio. La pueden encontrar en paquetes como este.

Dashi: es un caldo base de la comida japonesa que se prepara con algas kombu y Katsoubushi (copos de bonito). Pero puedes prepararlo mucho más rápido si usas Hon-Dashi, que es un concentrado granulado que puedes comprar en frascos como este o en cajas.

Miso: que yo sepa existe en tres variedades, negro, rojo y blanco. El blanco es el de sabor más suave. Todos son salados y se preparar fermentando semillas de soya con cereales y sal marina. Aunque viene empacado de otras formas, lo más común es encontrarlo así. Se recomienda su consumo para restablecer la flora intestinal y tiene muchas proteínas.

Mirin: es una especie de sake (vino) con bajo contenido de alcohol y un poco dulce. Constituye uno de los condimentos esenciales de la comida nipona y se compra en botellas como esta.

Espero disfrutaran este ramen y me despido con un itadakimasu (especie de buen provecho en japonés).

Sharing is caring!

28 thoughts on “Miso ramen. Un ramen no tan instantáneo”

  1. Hay que ver lo que aprendemos contigo, es una alegría leerte, la verdad es que la cocina japonesa es un poco desconocida para mi, quizás debo animarme a probar un poco más, seguro que me sorprende como este plato de miso ramen que nos has preparado.
    Besos.

    Reply
    • Es que me encanta ese país. Yo quería ir y tal, pero la culpa es de mi esposo, que lo adora desde pequeño y además se dedica a investigar su historia.
      Aquí estaré para ayudarte con cualquier cosa que necesites si te animas a preparar el ramen o cualquier plato japonés.
      Cariños.

      Reply
  2. Yo tambien he experimentado con el ramen haciendo mis porpias recetas. Que interesante se ve todo esto del museo del ramen. La receta se ve deliciosa, tendre que probar hacerla pronto.

    Reply

¿Te gustó?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.