Yo cocino latino

Con mucha alegría comparto con ustedes la publicación de Yo cocino latino, un sueño hecho realidad junto a 4 colegas blogueras, con el que pretendemos celebrar nuestros sabores y mantener nuestras tradiciones desde el sitio que más se disfruta siempre: nuestra mesa.

El 23 de febrero saldrá a la venta nuestro nuevo libro, Yo cocino latino, en el que soy coautora con 4 talentosas blogueras latinoamericanas. Les presento a mis compañeras de viaje, aunque seguro muchos de ustedes han navegado por sus sitios webs y han cocinado algunas de sus recetas.

Erica Dinho, creadora de My Colombian Recipes. Un blog que comenzó en 2009 y que tiene recetas colombianas en inglés y en español, además de muchísimas otras delicias.

Clara Gonzáles, conocida por muchos como La Tía Clara, referente de la cocina dominicana y autora del blog Simple by Clara, que ya este año cumple 20 años de vida.

Alejandra Graf, voz, ojo y todo de Piloncillo&Vainilla. Ale es mexicana y su blog tiene recetas veganas deliciosas.

Layla Pujol, nuestra querida Laylita, que nos ha enseñado a cocinar y a amar la cocina de Ecuador y a disfrutar de platos internacionales por por casi 15 años desde su blog Recetas de Laylita.

Tengo que confesar que ha sido mi libro más fácil, pues no es lo mismo hacer, probar, comprobar, fotografiar y escribir 70 o 100 recetas como en La cocina cotidiana de Vero y La cocina cubana de Vero, que ser parte de un proyecto como Yo cocino latino, en el que cada una de las autoras ha elaborado alrededor de 15 recetas, más o menos, para un total de 68.

El libro se divide en 6 capítulos, de los cuales les doy un adelanto:

Para comenzar el día: con platillos que servimos en el desayuno o en el brunch, como la arepa de huevo colombiana, la colada de avena de Ecuador o el chocolate de maíz dominicano.

Para el día a día: un capítulo con recetas fáciles y rápidas, más dadas a ser preparadas entre semana, como el enchilado de cangrejo cubano, el pica pollo dominicano o unos tacos de tinga de yaca vegetarianos.

Para el fin de semana: cuenta con recetas un poco más elaboradas, de esas que disfrutamos los domingos familiares o los sábados relajados en casa. Aquí aprenderán a preparar lomo saltado de cerdo (mitad peruano, mitad ecuatoriano), seco de carne con tamarindo (una divinidad ecuatoriana), sudado de pollo (colombiano) y vaca frita (de Cuba).

Para celebrar: recetas fáciles o no, que se brindan para nuestras fiestas y celebraciones alrededor de todo el año. Coquito puertorriqueño, ensalsa rusa, pastelon de yuca dominicano, aguacates rellenos con palmitos, tamales cubanos…

Para picar: más recetas para fiestas y reunioncitas, esta vez más informales. Acá tenemos el ceviche de camarones ecuatoriano, las croquetas de jamón cubanas, las famosas arepas colombianas con hogao y el guacamole de mango.

Para endulzar la vida: creo que este va a ser el capítulo favorito de mi madre y de muchos de nosotros. Entre los postres que hemos preparado para ustedes están los alfajores, los coconetes, el flan de coco, el pionono de arequipe, la torta tres leches, el pudín de pan con pasas, el pay de maracuyá, un mosuse de aguacate y limón saludable y libre de pecado… Hay para todos los gusto y sabores. Y se nota que no sólo a mi mamá le gustan los postres…

Junto al título de cada receta, encontrarán una banderita con el país de procedencia y en la parte inferior verán el nombre de la autora y dónde encontrarla en sus redes.

Nuestras voces han sido respetadas en cada una de las entradas y puede que a veces no sepan a qué ingrediente se refiere una receta, pero eso lo hemos resuelto con un extenso y acertado índice de equivalencias al final del libro, en el que podrán enterarse si no lo saben de que la naranjilla es el lulo, la parchita es la chinola, sancochar es hervir, al pavo se le dice guanajo, al chícharo arveja, a la piña ananá, y viceversa.

Estos son solo unos ejemplos de la riqueza de nuestra lengua. Me enorguellece muchísimo nuestra diversidad y, no deja de maravillarme la infinidad de términos que tenemos en cada país y si fuera por mí, me dedicaría a estudiarlos a fondo.

Al final del libro tenemos también un índice de ingredientes. Algo que puede parecer muy obvio, pero que no tienen todos los libros de cocina. Se los digo yo que tengo una gran colección y prefiero los que tienen este tipo de índice.

Por ejemplo: imaginemos que es tiempo de melocotones y no sabemos que hacer con ellos, pues buscamos en los libros que tenemos a mano el ingrediente en el índice y no hay que estar hojeándolos todos para encontrar una receta que nos convenga. O en un día entre semana, que andamos apurados y no tenemos idea de qué hacer con unos betabeles (remolachas), pues vamos al índice del libro de cocina y en este caso vamos a encontrar una maravillosa ensalada de Alejandra.

Otra ventaja de Yo cocino latino es que las medidas están tanto en centímetros como en pulgadas, en libras y kilogramos, en onzas y en gramos… Así que si les gusta usar el sistema de medidas de su países o si ya se acostumbraron a usar el americano, no van a tener que dejar el libro a un lado para ir a hacer la conversión en su teléfono.

De todo corazón les digo que el libro les va a encantar. Es el regalo perfecto para el Día de las madres, de los padres, para Navidad, para un cumpleaños… La magia que tienen los libros es que cuando ya no sabemos qué regalarle a alguien que lo tiene todo, un libro siempre es bienvenido, y más si es de cocina, como dice mi amiga María. ¿Acaso no tenemos que comer cada día? ¿Y a quién no le gusta comer rico?

Así que los invito a seguir a mis colegas en sus blogs y a ir pidiendo Yo cocino latino ya aquí, para que el 23 lo tengan en su buzón, primero que nadie. Díganle a sus amigos fooddies de este evento culinario, que seguro alegrará el día a día de muchos amantes de la buena mesa.

Gracias por acompañarnos siempre y cuando compartan esta noticia y las recetas del libro, les pido que usen #yococinolatino

Pronto estaremos anunciando eventos relacionados con este lanzamiento.

Gracias a Penguin Random House Grupo Editorial por confiar en nosotros y publicar este libro que celebra nuestra cultura.

Sharing is caring!

27 thoughts on “Yo cocino latino”

  1. Wow Vero, qué padre proyecto y qué buen equipo para hacer de este libro de comida latinoamericana todo un éxito! Muchas felicidades!

    Reply
  2. Yo cocino latino definitivamente ! No cabe duda que todos nos parecemos en algo un poquito y con este libro se que cada receta a mi familia le va a encantar . I can’t wait to have it in my hands . Felicidades a todas por tan linda idea

    Reply
  3. Estoy impaciente por tener en mis manos Yo Cocino Latino, seguro que es un gran libro sobre comida latinoamericana. Conozco personalmente a varias de las autoras y son talentosísimas! Un gran éxito para todas.

    Reply
  4. Enhorabuena por Yo Cocino Latino, se merecen grandes éxitos con este libro, desde ya les puedo decir que va a ser un libro imprescindible para poder conocer aún mejor la comida latinoamericana y todos los sabores que nos ofrece. A celebrar muchos éxitos!!

    Reply
  5. Enhorabuena a todas por el libro “Yo cocino latino”, se ve que es muy completo, con muchísima variedad y sobre todo se ve el cariño y las ganas que le habéis puesto. Deseando tenerlo en mis manos!

    Reply

¿Te gustó?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.