Header

Croquetas de pollo de Isbel

Croquetas de pollo
Estas croquetas las hizo mi querida Isbel en los días que pasó en casa. Le quedaron riquísimas. Las comimos calientes, frías, con y sin salsa de cilantro, y con las últimas que quedaban hicimos croquetas preparadas, que no es más que un sándwich con pan cubano que lleva mayonesa, mostaza, jamón, queso y croqueta. De cualquier forma que las sirviera eran las croquetas de pollo más ricas que me había comido en largo tiempo, así que le pedí me escribiera la receta para compartirla con ustedes.

También pueden hacerlas con jamón usando este mismo método.

Gracias, mi hermanita por la receta, por esos días tan lindos y por todas las cocinaditas juntas. Ojalá hubiera tenido un par de días de vacaciones para disfrutarnos más.

Ingredientes

1 taza de harina
1 ½ taza de leche fresca
2 tazas de pollo (o jamón) molido
2 cda de mantequilla
1 cda de sal
1 cda de vino seco
1 cdta de azúcar
1 cdta de pimienta
1 cdta de nuez moscada
1 pimiento chico
1 cebolla bien grande
3 dientes de ajo
1 cda de perejil picadito
2 tazas de pan molido
2 huevos
2 tazas de aceite vegetal

isbel-croquetas de pollo
Preparación

Pon a rehogar la mitad de la cebolla y el pimiento bien picados, más el ajo machacado en una cazuela con dos cucharadas de aceite vegetal. Ve colocando el pollo (yo utilicé 5 encuentros) en la cazuela. Voltear y vigilar hasta que se doren las postas. Salpimentar a gusto. Tapa la cazuela y deja asar las postas a fuego medio. Cuando ya estén bien cocidas sepáralas en una fuente y déjalas enfriar para que puedas deshuesarlas (ver tips). Coloca las masas de pollo en un procesador de alimentos y muélelos. Si las haces de jamón, solo tienes que molerlo hasta obtener las dos tazas.

En un bol mezcla la harina con la sal, la pimienta, la nuez moscada y la leche hasta obtener una mezcla sin grumos. En otra cazuela o sartén profundo prepara la bechamel. Pon el recipiente al fuego y coloca en él la mantequilla y la otra mitad de la cebolla bien picadita hasta que se empiece a poner transparente. Añade la mezcla de harina y leche que habías mezclado previamente. Remuévela constantemente con una paleta de madera o espátula de silicona hasta que logres una crema homogénea, como una salsa doble. Separa del fuego y agrega el pollo (o el jamón). Agrégale el vino seco con el azúcar y el perejil.

Vuelve a colocar la cazuela al fuego y mezcla vigorosamente todos los ingredientes hasta lograr una pasta que se despegue de la cazuela. Sepárala del fuego y coloca la masa en un bol. Déjala refrescar y colócalo en el refrigerador para aumentar su consistencia. Cuando la masa de las croquetas esté completamente fría puedes completar el proceso de preparación.

Mezcla los huevos en un bol. En una fuente de paredes altas coloca las dos tazas de pan molido. Ve haciendo porciones redondas estándares con la masa fría. Puedes utilizar una medida (ver tips). Coloca directamente las bolitas en el huevo y luego pásalas por el pan rallado. Si lo crees necesario puedes empanizar una segunda vez.

En una sartén o freidora coloca el aceite. Ponlo a fuego medio. Cuando esté caliente ve colocando las croquetas de a cinco o seis. Si utilizas una sartén, ve dándoles vueltas con una espumadera hasta que queden completamente doraditas. Sácalas y escúrrelas sobre papel toalla. ¡Y a disfrutar!

Estas medidas dan para unas 37-40 croquetas medianas.

croqueta preparada

Tips

Suelo utilizar postas con hueso porque el sabor siempre es más intenso y el valor nutritivo más elevado debido a las gelatinas de los cartílagos, pero pueden utilizar cualquier parte del pollo.

Para lograr croquetas de igual tamaño puedes utilizar una boleadora pequeña. Recomiendo tener a mano una vasija con agua para ir sumergiendo la boleadora antes de coger cada nueva porción. Esto facilita mucho la elaboración de las croquetas y ayuda a mantener la limpieza de la estación

La salsa: Pasa por el procesador o la batidora 1 manojo de cebollinos y dos de perejil, 1 cucharada de azúcar, 1 cucharada de mostaza Dijon, 1/4 de taza de aceite de oliva extravirgen, una pizca de sal y otra de pimienta.

This entry was posted in De mi Cuba, Desayunos, Entrantes, Para niños, Tapas

39 Responses



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *