Header

Guacamole cubano / Cuban Guacamole

Scroll down for the English version.

Guacamole-Cubano

¿En qué momento apareció y cuándo desapareció el guacamole cubano de la isla? #Cuba #ComidaCubana #Receta

En Cuba comemos muchísimo aguacate, pero sólo en ensalada. O al menos era así en los 22 años que me tocó vivir allá. Jamás comí aguacate ni en sándwich y no conocía el guacamole ni ningún otro plato de la cocina mexicana. No pude imaginarme nunca que existía algo llamado guacamole cubano. Yes, Cuban gucamole.

En Miami he encontrado algunos libros viejos de cocina cubana con referencias a ingredientes o platos mexicanos, pero el guacamole cubano llegó a casa de la mano de un libro que está leyendo mi esposo que nada tiene que ver con la cocina, Un asunto sensible: tres historias cubanas de crimen y traición.

En el libro no aparecía receta alguna, sólo mencionaba que lleva piña y que eso lo diferenciaba del tradicional. Por el contexto, parecía que estaba de moda en los años 50. Enseguida me picó el bichito de la curiosidad y mi mente se puso a armar la receta. Tenía en casa un aguacate de esos grandes y carnosos y una lata de piña. Pasé por el mercado a comprar unos chips y listo. Aunque de camino a casa pensé que tal vez con unas chicharritas (mariquitas, tajadas) seguro hubiera estado mejor. Lo que creo que no le pondrían en Cuba es jalapeño, porque los cubanos, en general, no son muy amigos el picante. Si no les gusta el picante, simplemente no le pongan el chile.

Le he comentado a varios amigos y familiares sobre este guacamole y sólo mi peluquero lo tenía registrado como un plato de la Cuba de los 50, aunque no discutimos detalles ni ingredientes.
Esta receta da taza y media de guacamole y está lista en unos minutos. El dulce y ácido de la piña en contraste con el picante del jalapeño y el resto de los ingredientes, me encantó. No los comimos de una sentada entre mi esposo y yo. Espero se animen a probarlo y ya me contarán.

Ingredientes

3 rodajas de piña en conserva cortadas en cubitos pequeños
2 cdas de cebolla, bien picadita
2 cdas de cilantro fresco, bien picadito
1 jálapeño sin venas ni semillas, bien picadito (opcional)
1 aguacate “cubano”
1 cda jugo de limón
1 cda jugo de piña de la lata
Sal

Para adornar:
1 rodaja de piña en conserva
Unas hojitas de cilantro

Preparación

Pon todos los ingredientes en un bowl mediano antes de agregar el aguacate en pedazos.
Aplasta el aguacate con un tenedor o un majador, mientras lo mezclas con el resto de los ingredientes en el bowl. Ponle sal al gusto.

Sirve adornado con la rodaja de piña extra, acompañado de chips de tortilla o chicharritas.

Cuban-Guacamole

If you love Guacamole and Hawaiian Pizza, you will love this dip. #Recipe #CubanFood

In Cuba we love avocado, but we only have it as a salad, must of the times by itself. At least it was so in the 22 years that I lived there. I never ate guacamole or any other dish from the Mexican cuisine in Cuba, and I certainly could never imagine that there was something called Cuban guacamole.

In Miami I found some old Cuban cookbooks with references to Mexican ingredients, but the Cuban guacamole came home in an unexpected way, through a book my husband was reading last week that has nothing to do with cooking , A sensitive issue: three Cuban stories of crime and betrayal.

The recipe is not explained on the book. It’s just mentioned as a different kind of guacamole that includes pineapple, an ingredient that set it apart from the traditional guacamole recipe. From the context, it seemed that this dish was on vogue in the 50’s. I was immediately caught the bug of curiosity and my mind began to put together the recipe.

I had at home one of those big and fleshy avocados we called “Cubans” and a can of pineapple, so I just grab some tortilla chips on Friday night. While on the way home I thought maybe some mariquitas fritas (fried green plantains) would have been better to dip in this guacamole. But that’s for next time.

One thing that maybe the Cubans will never add to this guacamole is jalapeño, because we’re not very fond to spicy food. I love it, but it is something I learn to eat year after year when living outside of my country. If you don’t like it hot, just avoid using the chile.

I’ve told several friends and family about this plate, and only my hairdresser had registered as a dish of 50’s in Cuba, although we haven’t discuss any details or ingredients.

We love the sweet and sour taste of pineapple in contrast to the spicy jalapeño and remaining ingredients. I hope you will try it soon and tell me how you like it.

Ingredients

3 slices canned pineapple cut into small cubes
2 tbsp onion, finely chopped
2 tbsp fresh cilantro, minced
1 jalapeño deveined and seedless, chopped (optional)
1 Florida avocado
1 tbsp lemon juice
1 tbsp pineapple juice from the can
Sal

To garnish:
1 slice of canned pineapple
A sprig of cilantro

Directions

Put all ingredients in a medium bowl before adding the avocado in pieces. Smash the avocado with a fork or masher while you mix the rest of the ingredients in the bowl. Add salt to taste.

Serve garnished with extra pineapple slice, accompanied by tortilla chips or fried green plantains.

This entry was posted in 30 minutos o menos, De mi Cuba, Tapas, Vegetariano

26 Responses

  • No había oído hablar de este guacamole, pero a mi con el sabor de la piña me parece muy tentador.
    Besos.

    Reply
  • No tenía idea de que existiera una versión cubana del guacamole. Muy interesante.

    Reply
    • Me quedé loca, Violeta. Me encuentro cada cosas en los libros viejos. Y uno luego ha tenido que recorrer medio mundo durante varios años para saber que existen. Y nada, vendían de todo en nuestra islita antes del desastre…

      Reply
  • Amiga, este guacamole cubano se ve riquisimo! Gracias por compartir esta receta tan deliciosa! (A mi el aguacate y la pina me encantan!).

    Reply
  • MI QUERIDA VERO, creo que nunca he visto una FOTO de GUACAMOLE y una RECETA con tanta personalidad!!!
    MIL GRACIAS, me ha encantado!!!
    UN ABRAZO ENORME CHIQUITA :)))

    Reply
  • Me encanta esta versión de guacamole Cubano, me la llevo para hacerla prontito Vero, pero sin pique en todo caso muy poquito y se la daré a mi hija que le encanta el guacamole y hasta ahora que yo sepa solo ha hecho el de siempre. Besossss guapísima.

    Reply
  • Suena divino con la piña.. lo he probado con mango y me ha gustado mucho. Seguro lo pruebo.

    Reply
  • Paisana,

    Con cada receta te superas a ti misma!!! You’re a crack!!!! I’ve never Heard of the cuban guacamole, and for the 14 years I lived in Cuba, I always hated “aguacate”. Mi abuelo had an avocado tree in our house in Miami, and he couldn’t stand people stealing avocados from the tree!!! Y yo quería que se los robaran todos!!! Yo aprendí a comer aguacates en guacamole, y con los muy maduritos hacía una crema con aceite de oliva y me lo ponía en el cabello!!! I read it was a good mixture for the hair, although I loved Wella Balsam!!!

    Besitos!!!!

    Reply
    • Ay niña, que risa con lo de que tu odiabas el aguacate y querías que se los robaran todos, jajajaja. Y con lo del Wella Balsam, jajaja.
      Nunca lo he usado para el pelo. Creo que tendrían que estar incomibles, porque me gustan tanto.
      No perdono uno 😉
      Besitos.

      Reply
  • Te ha quedado una receta de lo màs llamativo en la imagen. Fìjate que yo con el aguacate no me sé mover, quizà fallo en algo porque cuando lo preparo me resulta denso y como grasoso e insìpido, probaré tu receta que pinta muy bien.
    Me ha hecho gracia el comentario de IDania en spanglish, (me resulta interesante cuando se conservan los rasgos idiomàticos de las dos lenguas en contacto sin deformarse) y también yo escuché aquì en Italia a un dermatòlogo hablar de las mascarillas para cabello caseras a base de aceite de oliva y aguacate, serà cuestiòn de probar…

    Un beso Vero hasta la bella Miami

    Reply
    • Es denso y sus grasas son saludables. La gente hasta helados y batidos. Esa si es para mí una asignatura pendiente. Lo mismo lo del pelo, porque me gusta tanto el aguacate, que como le decía a Idania, no perdono uno, jiji.
      Lo del spanglish es muy Miami. Yo trato de no usarlo al escribir pero en la vida diaria se ve va todo el tiempo, Chusa y a veces no recuero las palabras en uno de los dos idiomas. Me bloqueo. Le pasa también a amigas que vinieron chiquitas para acá, así que no me siento tan mal 😉
      Muchos besitos hasta la aún más hermosa Venecia.

      Reply
  • Está claro que las lecturas te descubren mundos maravillosos, por eso me gusta tanto leer.
    Tu guacamole me resulta de lo más original… me imagino el contraste de sabores y me seduce.
    Un besito guapa!

    Reply
  • Mi querida amiga, despues de unos dias de vacaciones ya estoy aqui, y como ya sabes me encanta venir a visitarte y saber de ti este guacamole tiene que ser muy rico, como todo lo que tu haces, ademas como siempre te gusta tomar buena nota de los libros todo te queda perfecto, ya veo que tu peluquero seguro que tiene recetas interesantes, Bueno cielo que te quiero mucho y te mando miles de besos

    Reply
  • Vero, Me encanta como va tu blog! Siempre con buenas historias detras de las ricas recetas.
    Este guacamole Cubano con la pina esta genial. all the best.

    Reply
  • La verdad es que como tú solo he comido y oído del guacamole fuera de Cuba, he visto y comido el aguacate en sandwiches en Chile pero lo que está claro es que el aguacate está rico de muchas maneras y esta recetta me parece espectacular, voy a probar a hacerlo con piña. Eso sí como los de Cuba hay pocos por aquí.

    Saludos desde Madrid

    Aymée

    Reply
    • Hola Aymee, eso me han dicho que es bastante difícil conseguir ese aguacate cubano por allá, pero bueno, con los chiquiticos también se pueden hacer recetas muy ricas.
      Como has dicho, el agucate es rico de muchas maneras. Una vez lo puse en una salsa caliente y me maravilló lo bueno que quedaba.
      Saludos hasta el otro lado del Atlántico.

      Reply
  • Muy buena aportación, gracias por tú trabajo.

    Reply


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *