De como me encontraron las bolitas de yuca

bolitas de yuca

Hace un par de meses intenté hacer unas croquetas de yuca con espinacas que en cuanto vi me hicieron la boca agua. Estaba muy hambrienta y parece que no escurrí bien los ingredientes en mi apuro, pues quedaron muy blanditas y algunas se me abrieron al freírlas. Pronto volveré a intentar porque el sabor era maravilloso. Luego fui a Ceviche 105 y comí unas frituritas de yuca que me parecía no tenían nada más que eso: yuca, pero sabían divino untadas de salsitas diferentes. Y finalmente el Día de las madres se abrió el camino, llegó la calma y me encontré de casualidad con la receta que hoy les traigo.
En realidad ese día quería hacer yuca hervida con mojo, para comer con el arroz imperial, pero la mitad de la yuca estaba blandita y la otra medio dura, así que las puse juntas en un colador para freírlas más tarde y seguí preparando el arroz. Cuando llegó el momento, me pregunté ¿y si las aplasto juntas y les doy forma? Estaban más que escurridas cuando formé la masa y luego hice unas bolitas.
Al terminar pensé que les quedaría muy bien un poco de queso en el medio, pero ya era demasiado tarde, el aceite estaba caliente y todos en casa hambrientos. Freí la primera bolita y quedó perfecta, así que seguí friendo todas, sin rebosar ni nada. En ese momento me acordé que tenía un poco de salsa huancaína. Y se hizo la luz. Mami fue la que más comió aprovechando que celebrábamos su día, mientras nosotros conteníamos las ganas de parar de consumirlas.
Pero la cosa no termina aquí. La semana pasada fui a almorzar en Divino Ceviche y salí un momento a hacer una llamada. Al regresar -¡sorpresa!- pasé por una mesa en la que estaban comiendo unas bolitas igualitas. Busqué en el menú y en los aperitivos estaban las boliyucas, unas bolitas de yuca rellenas de queso acompañadas de… sí, eso mismo, salsa huancaína.
Yo usé yuca congelada, que cociné según las instrucciones del paquete, pero igual puedes usar yuca natural. Puedes prepararlas también con una cocinada del día anterior. Les resumo cómo hacerlas:
1 – Escurrir bien la yuca cocinada.
2 – Aplastarla con un tenedor o pasarla por el procesador hasta formar una masa homogénea.
3 – Formar con la masa bolitas 3 – 3.5 centímetros. 
4 – Calentar aceite vegetal y freír en este las bolitas hasta que se doren, unos 3 minutos.
5 – Según retires las bolitas del aceite, colócalas sobre un plato cubierto con papel toalla, para escurrir la grasa.
6 – Servir con tu salsa preferida: alioli, mayonesa dijon o salsa huancaína… (nótense los links).
Se las recomiendo para picar en las fiestas.
Y hablando de celebraciones. Les recuerdo una vez más que estamos de concurso hasta el 30 de mayo. 

Sharing is caring!

30 thoughts on “De como me encontraron las bolitas de yuca”

  1. Hola Vero!!!! esto tengo que intentarlo, jamás lo he probado pero tienen un aspecto delicioso. La verdad es que tu blog es toda una fuente de inspiración. Besos.

    Reply
  2. Que casualidad… el otro dia compre yuca, pero para ser la primera toma de contacto con este tuberculo me decanté para hacerlas al vapor y con un sofrito de ajo y perejil mmmmmm. Esta recetica me la guardo.BEsitos, Sandra.www.miscositassrv.blogspot.com

    Reply
  3. Lucen deliciosas, pero a mi las croquetas no me quedan muy bien. La yuca además no suelo encontrarla en el mercado. De todas maneras te felicito porque te han quedado monísimas!!!! Me guardas algunas?…jejeBESITOs

    Reply
  4. Hola Vero, que ricas se ven estas bolitas de yuca.Mil gracias por tus recomendaciones en Miami, aunque quiero disculparme por no poder responderte por falta de internet, me fue buenísimo en Miami. Comí una deliciosa comida cubana en Casahavana, no logré ir al Versalles. Tienes que enseñarme a preparar congri y masas de puerco, que delicia, también comí vaca frita, estupenda. Ya estoy de vuelta en Caracas lamentando no haber podido leer tu mail antes y vernos en Miami.Besos.

    Reply
  5. CrispiCake, gracias por lo de la inspiración. Un honor viniendo de ti.Sandra, ahora me has dado tú la idea para cuando la vuelva a hacer con mojo, ponele perejil. En casa siempre lo hacemos con ajo y limón.Lore, yo también soy malísima para hacer croquetas. Para comérmelas si soy un lince 😉 Ya veo que no abunda mucho la yuca por allá, así que te guardo para la próxima porque estas ya volaron.Mary, eso mismo pasó el día que las hice. Se acabaron antes de llegara el arroz.Miryam, en California si hay yuca?Mario, a que si son divinas…A las demás les invito a probarlas.Antes de responderle a Cristina, les dejo besos,Vero

    Reply
  6. Cristina, yo he estado esperando tu llamada y pensando que tal vez no te habías conectado, como te escribí el día que salías para acá. Yo a veces me desconecto totalmente en las vacaciones y otras apenas chequeo el correo.Me encanta Casavana, hacen unas mariquitas deliciosas. Ya alguna de esas recetas las tengo por acá y las que no, te avisaré cuando las ponga o te digo como hacerlas si te urgen ;-)Besitos y espero vuelvas por acá pronto.Vero

    Reply
  7. Ay si, Noe y Juani, no se puede parar. En Cuba las hacemos rellenas y empanizadas, pero me gusta más sin empanizar, la verdad. Y bueno, menos calorías.El truco de cocinar la yuca es "asustarla", pero creo que merecerá un post, Dolores.Besitos,Vero

    Reply
  8. Que ricas Vero! Rellenas de queso deben estar deliciosas, en Panamá hacen unas rellenas de carne, les dicen carimañolas…en efecto me pasó lo mismo una vez que intenté hacer las carimañolas al no escurrir bien la yuca.
    Besitos miles!!!!

    Reply
  9. Uuuy que rico!!! En las inauguraciones de las muestras de arre del Milander Center Art hay catering espectacular y variado pero lo de las bolitas de yuca es como el waoooo!! Y me recordaste justo en estos tiempos que las Galerias se han visto obligadas a cerrar esos lindos tiempos donde teniamos ese lujo de juntar arte-vinos-buen paladar y las mejores compañia.

    Reply

¿Te gustó?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.