Raviolis chinos en salsa de queso azul

Los raviolis chinos es uno de mis platos preferidos de la comida asiática. Se pueden preparar al vapor, fritos, o como he hecho yo estos, a la japonesa (gyoza).

Casi siempre los mojo a la hora de comer en una salsa hecha con soya, mirín, cebollinos y vinagre de arroz. El mirín es dulcecito, pero si no te convence el sabor de la salsa, le puedes agregar un poquito de azúcar morena.
La idea de comerlos con salsa de queso azul vino de Margarita, la semana que el ingrediente principal era este queso. La combinación entre esta salsa y el cerdo con que rellené los raviolis es increíble. Perdóname, Marga,  pero a pesar del video que me enviaste, terminé dejándome vencer por la pereza y compré los cuadritos de pasta listos para usar. O sea, hice raviolis para vagas.
Esta receta da para 5 y está lista en media hora o 40 minutos, depende de cuán rápido logres sellar los raviolis. Parece complicado, pero no lo es. Si tienes hijos, te pueden ayudar 🙂
La receta de la salsa la puedes ver en este post. Sólo tienes que calentarla con cuidado no llegue a hervir, pues se corta. Y las de la pasta de ajo y la de jengibre el los tips de este otro.
Ingredientes
1/2 libra de picadillo de cerdo
2 cdas. de cebollino mexicano
1 cda. de pasta de ajo
2 cdas de pasta de jengibre
5 cdas. de salsa soya
20 a 25 hojas de pasta para dumplings
1 cda. de harina de maíz
Aceite vegetal
Agua a temperature ambiente
Preparación
Adoba la carne de puerco molida con el cebollino picado bien finito, las pastas de ajo y jengibre, y la salsa soya.
Coloca la harina en un cuenco y adiciona un chorrito de agua, mezcla bien, de modo que te quede algo parecido al pegolín.
Coloca varios raviolis en un plato, ponle en el medio una cucharadita del picadillo. Unta los bordes con la mezcla de harina y agua. Pégalos, aplastando con cuidado el centro, para que el picadillo ocupe todo menos los bordes que acabas de pegar. Haz lo mismo con el resto de la pasta y la carne.
Pon a calentar un sartén.
En un pequeño cuenco o un platico, vierte un poco de aceite.
Vas a cocinar los dumplings en varios grupos.
Unta de aceite los del primer grupo, uno a uno, y los vas poniendo en la sartén a fuego medio. Dóralos un poco por cada lado, aproximadamente 2 minutos. Vierte 1/3 de taza de agua, tapa el sartén y deja que el agua se seque, unos dos minutos.
Sácalos a una bandeja o directamente a los platos que vas a usar para servir.
Has lo mismo con el resto de los raviolis.
Sirve sobre la salsa o viértela por encima si has puesto los raviolis en los platos, como prefieras.
Tips
La foto de la izquierda es la pasta para raviolis chinos. También los venden redondos; y si encuentras esos, el método es el mismo.
La parte superior de los cebollinos mexicanos te sirven para adornar el plato.

Sharing is caring!

2 thoughts on “Raviolis chinos en salsa de queso azul”

¿Te gustó?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.