Header

Salmón glaseado con miso

miso salmon1

El salmón glaseado con miso o con sake hizo que me empezara a gustar este pescado cocinado. Antes sólo lo comía ahumado o crudo. Con el tiempo fui probando algunas recetas de salmón cocinado que se han quedado en casa y han pasado al blog: a la mexicana, en escabeche o con pesto.

El miso es una pasta y un junto a la salsa soya es el sazonador más usado en la comida japonesa. Se usa para aliñar tanto pescado como carnes y ensaladas. Muchos en Occidente lo conocen sobre todo por ser el ingrediente principal de la famosa sopa miso (misoshiro).

Para hacer miso, se mezclan frijoles de soya hervidos y triturados con sal y un fermento (koji) que puede ser de arroz o de cebada. El koji determina el tipo de miso. Los más comunes son rojos, blancos y mezclados. En Tokio es famoso uno bien oscuro y espeso. El rojo es más salado y el amarillo es medio dulcecito, lo cual tienes que tener en cuenta cuando vas a usarlo en tus recetas. Cuando cocino con el rojo, me gusta usar azúcar glas en el aliño y cuando uso el amarillo, con el mirin es suficiente.

He probado varias recetas de salmón glaseado con miso, con diferentes combinaciones y proporciones pero esta que les traigo hoy para dos comensales ha sido mi preferida. Es facilísimo de hacer y muy rápido, pero ten en cuenta que debes adobar el salmón media hora antes de comenzar a cocinarlo durante sólo 10 minutos en el horno.

Ingredientes

2 filetes de salmón sin piel de 2 pulgadas (5 cm) de ancho
1 cda de pasta de miso rojo
1 cda de sake
1 cda de mirin
1 cda de salsa soya
1 cda de azúcar glass
2-3 gotas de aceite de sésamo

salmon glaseado con miso1

Preparación

Mezcla todos los ingredientes a partir del segundo, asegurándote que la pasta de miso se disuelve. Pon un poco en un cuenco, coloca los filetes de salmón sobre la mezcla y vierte el resto sobre el pescado. Tapa el cuenco con papel film y colócalo en el refri por media hora.

Mientras tanto, puedes hacer el arroz japonés para acompañar el salmón y también sopa miso.

Cubre una bandeja resistente al horno con papel aluminio y precalienta el broiler (resistencia superior) del horno.

Coloca los filetes de salmón en la bandeja, desechando el aliño, más bien escurriéndolo. Hornea durante 10 minutos en una parrilla situada a 7 pulgadas de la resistencia de arriba o broiler. No lo pierdas de vista que cada horno es un mundo y el miso y el azúcar se queman facilmente.

Si tu horno no tiene la resistencia de arriba, precaliéntalo a 450°F (230°C) y coloca la bandeja en el medio. Tal vez requieras cocinar el salmón unos 12 minutos. Igual, no lo pierdas de vista.

Sirve con arroz japonés acabado de hacer.

PD. Ando medio perdida en estos días, con mucho trabajo tanto en la oficina como en mi libro y una sorpresa que les contaré pronto. Además, la conección a internet de la casa está lentísima y he estado viendo la final de la pelota entre Kansas y San Francisco. Hoy no hay versión en inglés.
Otra cosita, todavía no he podido extraer las fotos de Italia de la cámara pero ya tengo casi todo el post escrito.

Una receta especial para la Cuaresma, así que le agrego el link para que les quede a mano y también para compartir las recetas que han hecho mis colegas para estos días.



This entry was posted in Platos principales

11 Responses



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *