Header

Blog Archives

Bok Choy picante

bok-choy-picante

Bok Choy Picante

Todos los años desde mediados de noviembre me es difícil publicar en el blog, pues entre la feria del libro de Miami y la de Guadalajara, no puedo ni respirar casi. En esta última me regalaron el libro Cook Korean! A Comic Book with Recipes de Robin Ha, al que hace rato le tenía tremendas ganas y ayer preparé una de sus recetas para una comida asiática que teníamos en casa y hoy la comparto con ustedes.

En coreano este plato se llama Cheonggyeongchae Muchim y el libro explica que suele prepararse con vegetales de montaña, pero que en este caso han decidido usar el versátil bok choy, un vegetal de origen chino que es bastante fácil de encontrar en Estados Unidos. También se puede hacer con el mismo método e ingredientes usando brócoli rabe o acelga. Se puede servir como guarnición, de entrada o simplemente con arroz blanco tipo japonés acabadito de hacer.

Yo le puse una cucharada menos de gochujang para que no quedara tan picante. Es una pasta coreana que descubrí en mi último viaje a Japón y que desde entonces no falta en casa. Comparándola con la Sriracha es más espesa (puesto que es una pasta), más dulce y bastante más picante. No la he visto todavía en todos los supermercados, así que les aconsejo que la busquen en mercados especializados en comida asiática. Has click aquí para ver uno de los embaces más comunes. No he comprado en esta web pero tienen muy buenos precios.

Prometo hablarles del libro con más calma próximamente. De momento les digo que todas las recetas están paso a paso en estilo comic y contiene platos básicos de la comida coreana. Hasta ahora lo que he leído me parece fácil de hacer en casa. El sábado disfrutamos de otro de sus platillos, un pollo picante con vegetales que no pude retratar porque se me hizo tardísimo y había tremenda hambre en el ambiente. Voló.

Esta receta da para 6 raciones y me llevó como media hora.

bok-choy-picante-estilo-coreano

Bok Choy picante estilo coreano

Ingredientes

4 bok choy medianos
Sal
1 cda de gochujang (pasta picante coreana)
1 cda de azúcar
1 cda de salsa soya
1 cda de vinagre de arroz
1 cda de aceite de sésamo tostado
1 cdta de semillas de sésamo tostado
1 cdta de chile coreano seco (opcional, yo no le puse)
1 diente de ajo
2 cdas de piñones tostados, para adornar

Preparación

Separa las hojas de bok choy de su tallo y lávalas bien.

Pon a hervir una cazuela grande con agua. Agrégale una pizca de sal y blanquea el bok choy, cocinándolo unos 4 minutos moviéndolo con cuidado un par de veces. Luego pásalos a un cuenco grande de agua fría (yo usé agua fresca con unos cubitos de hielo para frenar la cocción) o enjuágalos en agua fresca. Escúrrelos bien, exprimiéndolos con cuidado entre tus manos (yo usé un paño limpio). Colócalos en un cuenco grande.

Mientras se refresca, prepara una salsa con todos los ingredientes, menos los piñones. Bátela bien para que el gochujang se diluya totalmente.

Vierte la salsa sobre el bok choy y con cuidado, cubre el vegetal con ella. Puedes usar guantes o una pinza.

Se puede servir caliente o dejar reposar un par de horas a temperatura ambiente. Agrega los piñones tostados en el momento de servir.

Arroz frito con kimchi

arroz frito con kimchi

Un plato vegetariano delicioso: Arroz frito con kimchi

Siempre tengo un frasco de kimchi en el refri. Me encanta consumirlo como complemento de las comidas, hacer quesadillas o este arroz frito con kimchi tomado del blog Herbivoracious, que se ha convertido en un éxito tal en casa.

En el post dedicado a este plato, Michael, autor del libro del mismo nombre del blog, explica que en vez de acompañar el arroz con revoltillo, como suele hacerse en el arroz frito chino, ha puesto un huevo frito blandito, para romperlo y mezclarlo con el arroz. Es una maravilla así. No dejen de ponérselo si hacen esta receta. Yo he preferido esta vez un huevo frito duro.

Si quieres aprender las diferentes formas de freir huevos, puedes consultar este post.

El kimchi es una comida fermentada de origen coreano hecha de vegetales. Hay muchas variedades, dependiendo de la región y de la estación en que se prepara,  pero casi todos incluyen col, rábano y pepino; y se sazonan con jengibre, salsa de pescado y de camarones, salmuera y ajo. Puede ser más o menos picante. Yo lo compro hecho en un mercado de productos asiáticos.

Como en todo arroz frito, deben usar arroz del refrigerador, que les haya sobrado de una comida anterior, de lo contrario quedará hecho una pasta. Si no tienen, cocínenlo unas 4 o 5 horas antes de comenzar a preparar este plato y lo ponen ese tiempo en su refrigerador.

Esta receta da para 2 si se va a comer como único plato en una comida y está lista en menos de 15 minutos.

arroz frito con kimchi

Arroz frito con kimchi

Ingredientes

2 cdas de aceite vegetal
2 dientes de ajo, picados en rueditas finitas
2 cebollinos cortados en rueditas
3/4 de taza de vegetables o de tofu extrafirme escurrido, cortado en cuadritos pequeños
3 tazas de arroz cocinado y del refrigerador
3/4 de taza de kimchi, muy bien escurrido
1/2 cdta de aceite de sésamo
3/4 cdtas de sal Kosher (opcional)
2 huevos fritos

Preparación

Precalienta un sartén grande o un wok con la candela al máximo. Agrega el aceite vegetal, el ajo y la parte blanca de los cebollinos que has cortado más grandes y saltea 20-30 segundos.

Incorpora el tofu o los vegetales. Baja el fuego a medio y sofríe hasta que se doren los cubitos del ingrediente elegido, unos 5 minutos.

Mientras, pica el kimchi en tiras finas en caso de que los pedazos de vegetales sean muy grandes. Si el arroz está muy pegado, rompe un poco las bolas con un tenedor.

Adiciona el arroz y ve cubriéndolo con el aceite, moviendo constantemente a medida que lo vas desgranando y dorando. Mientras más doradito, mejor.

Añade el kimchi y el aceite de sésamo y sigue sofriendo y moviendo otro minuto. Rectifica la sal. Apaga el fuego y déjalo reposar mientras fríes los huevos. Conserva el calor muy bien y no se te va a enfriar.

Sirve en cuencos o platos hondos, con el huevo frito encima y adorna con el verde de los cebollinos.

Tips

Lo he preparado con vegetales y con tofu extrafirme. Ambas versiones son deliciosas. Puedes usar vegetales que te hayan sobrado de otra comida. En ese caso, adiciónalos al final con el kimchi y el aceite de sésamo. El tofu debe ser al menos firme, para que no se te descomponga.

Si tienes tiempo de escurrir el tofu antes, ponlo unos 20 minutos dentro de un paño y colócale un plato encima.

Si el kimchi no es lo suficientemente picante para tu gusto, adiciona Gochujang (pasta de coreana) o shriracha.

Quesadillas de kimchi

Quesadillas con kimchi

El kimchi es el plato más famoso de la comida coreana. Según tengo entendido está a diario en las mesas de este país y es la base de muchas de sus recetas. Es un encurtido salado y picante, con muchísimas variantes a la hora de prepararlo, pero casi siempre lleva col china y cebollinos. Alguien me contó una vez en un restaurante que antiguamente no se hacía sin picante, pero yo siempre lo he visto con chili. Y el picante y el queso son buenos amigos, así que se me ocurrió preparar quesadillas de kimchi. Fabulosas.

Yo compro el kimchi en un mercado de productos asiáticos y trato de tener siempre en casa para hacer arroz frito o pancakes (chijimi), pero hace unos días mientras preparaba el brunch se me ocurrió ponerle a unas quesadillas porque no me alcanzaba la flor de calabaza para las que estaba haciendo. La combinación fue un éxito. Escurrí bien el kimchi y no se sentía para nada salado o ácido. Además, el queso ayuda a rebajar el picante a un punto en el que incluso alguien que no lo soporte, podría comer este plato sin problema.

Estos son los ingredientes para 2 o 3 comensales:

6 tortillas de harina de trigo de 5 1/2 pulgadas aproximadamente (14 cm)
1 taza de queso mozzarella seco rallado (o queso Oaxaca desenhebrado)
2/3 de taza de kimchi, escurrido y picadito

Quesadillas de kimchi

Preparación

Pon a calentar el comal a fuego medio. Cuando esté listo, baja el fuego a medio-bajo y calienta 3 tortillas unos 3 minutos, hasta que las puedas doblar sin que se partan. Voltea las tortillas y añade el queso y el kimchi que desees en una mitad. Dobla la tortilla dejando la parte del queso abajo. Sigue calentándolas unos dos minutos por cada lado.

Deja que se refresquen un par de minutos antes de cortarlas a la mitad y servirlas.

Tips

Si quieres puedes acompañarla con tu salsa picante favorita.