Header

Monthly Archives: November 2012

Cheesecake de calabaza para #Thanksgiving

cheesecake-de-calabaza

Cuando llega Acción de gracias, me cuesta mucho decidir qué postre voy a preparar. El año pasado hice 4 tartas diferentes para llevar a casa de una de mis amigas, donde habíamos quedado para cenar. Esta vez me he decidido por un cheesecake de calabaza que da para 10 ó 12 personas.

El jueves la cena es en casa y me toca preparar unas cuantas cosas, así que opté por un postre que llevara poco tiempo de preparación y pudiera hacerse con anticipación.

Les recomiendo dejarlo listo la noche antes, pues aunque se hace rapidito lleva 3 horas en el horno, una hora cocinándose y dos de reposo. Además debe pasar al menos 4 horas en el refrigerador.

Importante:

1- Una hora antes de comenzar a prepararlo, pon el queso crema en un bol para que se vaya suavizando.
2- Usa un molde desmontable -el mío es de 9 pulgadas (23 cm).

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 3 horas y 15 minutos

Ingredientes

Para la base

150 g de galletas María (unas 20)
1 taza de azúcar blanca
4 cdas de mantequilla derretida

Para el cake:
3 paquetes de 8 oz de queso crema
1 lata de 15 oz de puré de calabaza
1 taza de azúcar blanca
3 cdas de harina
1 cda de allspice
1 cda de canela en polvo
1 cda de extracto de vainilla
1/2 cdta de sal
4 huevos

Preparación

Precalienta el horno a 350 °F (180 °C).

Muele las galletas (preferiblemente usando un procesador de alimentos) y mézclalas con el azúcar y la mantequilla. Pasa el contenido al molde y presiónalo contra el fondo, de modo que quede compacto y parejo. Ponlo al horno 15 minutos y luego sácalo para que se refresque.

Mientras tanto, mezcla el queso crema (que debe estar bien blandito) con el azúcar, usando unas barillas. Añade la harina y sigue mezclando. Luego el puré de calabaza, la canela, el allspice, la vainilla y la sal. Une bien todo. Adiciona los huevos, uno a la vez, después que cada uno se integre bien a la masa.

Baja la temperatura del horno a 300 °F (150 °C).

Vierte la masa del cake en el molde y ponlo al horno 1 hora. Pasado ese tiempo, déjalo reposar dentro del horno otras dos horas, para que termine de cocinarse.
Tápalo y ponlo en el refrigerador 4-5 horas antes de comer. El molde lo retirarás en el momento de servir.

Puedes acompañarlo y adornarlo con nata montada.

Tips

En lugar de las galletas Marías puedes usar Graham.

El allspice es una mezcla de cantidades iguales de nuez moscada, clavos de olor y canela que en Estados Unidos se vende ya preparada en la sección de especias del mercado.

¿Dónde van a pasar Thanksgiving? ¿Ya tienen planificado el menú de ese día? ¿Y el postre?

Lomo de cerdo con pimientos

lomo con pimientos 1

A los que todavía no conocen el blog Cousas de Milia, les recomiendo que no dejen de visitarlo. Ella es un amor y yo quiero hacer todo lo que ella cocina, como la receta que les traigo hoy, lomo de cerdo con pimientos, que fue de limpiar lo platos con un pedazo de pan. Mi esposo me pidió que le diera muchas gracias a su creadora y tocaya, para eso nada mejor que compartir con ustedes esta delicia.
Yo no tenía el tipo de pimientos que usó Milia, pero usé pedazos de ajíes de varios colores y dieron la talla. El lomo no era muy ancho, apenas tenía unas 3 pulgadas (7cm aproximadamente) de diámetro. Da para dos personas (3 rueditas de lomo cada uno) y está listo en poco más de media hora.
Ingredientes
Poco más de 1/2 lb de lomo
1/2 ají pimiento verde
1/2 ají pimiento rojo
1/2 ají pimiento naranja
1/2 taza de vino blanco
2 chalotas
2 dientes de ajo
2 cdas de vinagre de jerez
Aceite de oliva virgen extra
6 cdas de salsa de tomate
Sal
Pimienta
lomo con pimientos 2
Preparación
Machaca los ajos con la sal y adoba con esa mezcla el lomo. Agrega a la sazón pimienta, un chorrito de aceite de oliva y el vinagre de jerez. Déjalo reposar al menos media hora.
Pica las mitades de pimientos en 3 ó 4 pedazos iguales y trocea las chalotas.
En una sartén mediana o grande, pon 3 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio. Cuando se caliente, dora el lomo por todos sus lados, unos 8 minutos. Reserva el líquido del adobo.
Agrega al sartén las chalotas, el vino y el adobo. Deja que se reduzca, unos 5 minutos. Añade la salsa de tomate y un chorrito de agua. Echa las mitades de pimientos y tapa el sartén. Sigue cocinándolo 20 minutos y a mitad del tiempo le das la vuelta al lomo.
Cuando esté listo, pon el lomo en una tabla de picar y déjalo reposar unos 10 minutos, para que al picarlo quede parejo. Mantén el sartén tapado con la salsa y los ajíes a fuego lento.
Pica el lomo en ruedas y ponle por encima la salsa y los ajíes.
Nosotros lo acompañamos con boniatos fritos, pan (para no desperdiciar esa salsita divina) y vino tinto.
Tips
Si coparan las recetas, mis tiempos son un poco diferentes, puede ser el ancho del lomo o el fogón, que ya sabemos que cada uno es un mundo -el mío es eléctrico.

Pechuga de pavo rellena

pechugalasqueada

A veces en casa no somos tantos el día de Acción de Gracias y prefiero cocinar sólo la pechuga del pavo a pasar la semana siguiente inventando con los restos. Esta pechuga de pavo rellena es ideal para esas ocasiones y para impresionar a cualquier visita.

Casi siempre trato de darle la vuelta y hacer una receta con algún sabor latino porque si no a mis padres les parece “comida rara”. Les encanta cuando la hago a la cubana y bueno, la receta que les traigo hoy, ha pasado la prueba y se ha convertido en un clásico de la familia. Lo mejor es que no tienes que pasarte todo el día cocinándola. Justo el tiempo de ir compartiendo y por qué no, disfrutando una tapita.

La pechuga que usé es de esas que vienen con una red alrededor, pero puedes comprar una que no la traiga y usar hilo de cocina para amarrarla una vez rellena. Si está congelada, ponla a descongelar desde el día anterior. Puedes aliñarla en la mañana si deseas, pero a veces yo no he tenido tiempo de hacerlo y no es grave. El sabor del relleno es tan rico y la pechuga queda tan jugosa, que no es imprescindible adobarla con antelación.

Tiempo de preparación: 1/2 hora
Tiempo de cocción: 2 horas
Tiempo de reposo: 20 minutos

Ingredientes

1 pechuga de pavo de 3 lbs (1.5 Kg)
1 taza de picadillo de chorizo
1/2 taza de pasas (raisins)
1/2 taza de almendras molidas
Ralladura de un limón
1/4 de taza de hojas perejil
1 taza de arúgula ó rúcula
10-15 hojas de salvia, bien picaditas
Ajo en polvo
Sal
Pimienta
4 tazas de caldo de pollo, aproximadamente
3 cdas de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Retira la red de la pechuga de pavo y resérvala.

Corta la pechuga a la mitad, a lo largo. Luego, con un cuchillo bien afilado, pica algunos filetes del medio, de modo tal que haga más extensa la superficie de la carne a la vez que la hace más plana. Adoba el pavo con sal, pimienta y ajo en polvo.

Pon a calentar un sartén grande a fuego medio y pon a cocinar el picadillo de chorizo. Cuando empiece a soltar grasita, añade las pasas, la salvia y la ralladura de limón. Muévelo a cada rato y sigue cocinando unos 10 minutos.

Si no tienes almendras molidas, pasa almendras tostadas por la batidora o el procesador.

Precalienta el horno a 375 °F.

Ya listo el picadillo, pon las hojas de perejil y las de arúgula a lo largo de la carne, evitando los extremos. Agrega la almendra y finalmente el picadillo. Presiona todo contra la carne. Enrolla la pechuga hacia adelante. Una vez enrollada, ponle unos palillos de diente para aguantarla o pídele a alguien que coopere en el siguiente paso, que es devolver la pechuga a la red. Ata los extremos de la red asegurándote que queda bien amarrada.

Vierte el aceite en una bandeja resistente al horno y coloca en ella la pechuga. Métela al horno y pasados 10 minutos, comienza a echarle un poco de caldo de pollo cada 15-20 minutos. Puedes ir usando el caldo que se va acumulando en el fondo. Pasada una hora, voltea la pechuga y sigue cocinándola otros 45 minutos bañándola a cada rato con el caldo.

Cuando la saques del horno, déjala reposar y refrescarse antes de quitarle la red y cortarla en rodajas de 1/2 pulgada (2 cm) aproximadamente. Si la picas antes, puede desbaratarse.

A mí me salen unas 8 ruedas jugosas y bien dotadas.

Variantes para preparar la pechuga de pavo rellena.

– Cambiar la arúgula por col rizada (kale).

– Usar salchicha italiana molida en vez de picadillo de chorizo.

– Sustituir las pasas por dátiles picados.

– Forrar la pechuga con jamón serrano, bacon o Prosciutto.