Header

Blog Archives

Jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre

Jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre

Este jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre lo preparé para la cena de Noche Vieja y mi familia lo adoró. Es una receta que les recomiendo guardar en su Pinterest o imprimir para que la prueben sin falta. Ya que ahora me imagino que el jamón de Navidad es historia. En Estados Unidos tocaría ya para la Pascua.

Yo aproveché para matar varios pájaros de un tiro. En casa había antojos de jamón glaseado, quería otra carne para la cena y se avecinaba el reto Cooking the Chef y tocaba preparar una receta para el 5 de enero.

La chef elegida este mes es Donna Hay, a pesar de haber publicado más de 25 libros, de tener programas de televisión y su propia revista, no la conocí hasta hace unos meses, cuando la compañía para la que trabajo, Penguin Random House, compró Ediciones B. Aunque es un fondo que conozco bastante, me puse a estudiarlo con más calma y me tropecé con Donna. Quedé encantada y me puse a seguirla en sus redes sociales. Este jamón de hecho, lo tenía guardado con la ilusión de probarlo. Ya tenía comprada la mermelada de naranja y todo.

Si quieres saber más de Donna y ver el resto de las recetas de Cooking the chef este mes, pueden visitar esta página.

Jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre

Cuando estaba preparando el glaseado me tropecé con los pedazos de confitura de naranja y pensé que debí haberla triturado en la batidora, pero terminaron dándole un lindo toque a la presentación. La receta original de Doonna la pueden ver aquí.

Me parecía demasiado líquido para el jamón; sin embargo, el resultado fue perfecto. Al menos ayudó a que no quedara seco por dentro. Sinceramente, apenas he hecho jamón otras dos veces y ambas hace bastante tiempo. No me di cuenta que mi jamón era mucho más pequeño y le di con todo. Va tal cual lo hice. Y con la pena de todo el glaseado que se me ha quedado y que está de película. Tal vez le quede bien por encima a un queso brie calentico. Se aceptan ideas… pues me han quedado casi dos tazas. Dicho esto, tengan en cuenta que necesitan una bandeja onda resistente al horno para hacer esta receta.

Mi jamón ya venía con los cuadritos de encima marcados y con las lascas marcadas a cierta profundidad, por lo que no pude lograr el efecto diamante de la Hay. Tampoco le quité la corteza, más creo que igual se le ven lindos los clavos. Ojo: advierte a tus comensales que deben sacarlos antes de comer porque les puede estropear el sabor de la comida masticar uno de ellos. Le pasó a uno de mis primos y se sentía trasladado al dentista.

Da para 8 raciones.

Jamón glaseado con mermelada de Bourbon y jengibre

 

Ingredientes

1½ tazas (510 g) de mermelada de naranja
1 pedazo de jengibre de 6 cm (2.5 pulgadas)
1 diente de ajo
2 tazas (350 g) de azúcar moreno
3 tazas (750 ml) de agua
2 cdas de mostaza Dijon
¼ de taza (60 ml) de Bourbon
1 jamón de 3 lb (sin hueso) (yo usé Applewood de Boar’s Head)
Clavos de olor enteros, para decorar

Preparación

Precalienta el horno a 350°F (180°C). Pon el jengibre, el ajo, la mostaza y un poco de las 3 tazas de agua en la batidora y tritura. Échalo con el resto del agua, la mermelada y el azúcar en una cazuela mediana a fuego medio y déjalo hervir 15 minutos removiendo a cada rato. Retira del fuego y añade el bourbon.

Mientras tanto, coloca los clavos de olor en el jamón.

Coloca el jamón en una bandeja profunda ligeramente engrasada y échale el gaseado por encima. Cocina durante una hora y cada 15 minutos le pones por encima un poco del glaseado hasta que esté dorado y brillante.

Puede servirse con un poco del glaseado a un lado.

Ya el reto cumple 3 años el mes que viene. A ver que sorpresa nos trae la celebración. De momento celebremos el Año Nuevo. ¡Muchas felicidades, salud y comidita rica en este 2018!

 

Canelones de carne

Y llegó otra vez Cooking the Chef, esta vez nada más y nada menos que con el popular chef español Karlos Arguiñano. Estos canelones de carne aparecen en su libro 1,069 recetas, un libro que quise comprar por mucho tiempo y por fin pude adquirir en 2015 en España en una librería que quedaba cerca del hotel en el que me quedaba por razones de trabajo y en la que terminé pasando bastante tiempo y comprando montón de libros, para variar.

Recomiendo siempre este libro a quienes tienen idea básicas de cómo cocinar. Y es que los libros de antes no explicaban las recetas a prueba de tontos como estamos acostumbrados ahora. Se suponía que algo de cocina sabías. Muchas veces la preparación se resume en pocas líneas. En esta receta por ejemplo, al final gratinas 5 minutos. Alguien que no tenga idea de la cocina seguramente no tiene idea de cómo gratinar. No es una crítica al libro, sino una observación de cómo han cambiado las cosas en este mundo.

Canelones de carne

Arguiñano comenzó a cocinar en su casa siendo el hermano mayor a cargo de todo porque su madre estaba enferma, pasó por la escuela de cocina y por unos cuantos restaurantes antes de tener el suyo propio en 1978. En una cena en este restaurante-hotel al borde de la playa que lleva su nombre, se dice que se gestó su programa de cocina salido al aire en 1990.

Cuentan que estaba presente Joan Manuel Serrat y llovían los chistes a las tres de la mañana cuando alguien le propuso a Arguiñano grabar un video de chistes. Karlos lo rechazó y dijo que lo que le gustaría era un programa de cocina. Unos días después llegó la oferta y desde entonces en diferentes cadenas, este chef ha estado cocinando y sí, también haciendo chistes, desde entonces.

Hice algunos cambios en la receta. Usé cebolla en lugar de cebolletas, la salsa de tomate en lugar de ponerla para acompañar se la puse al picadillo para que quedara más compacto y le agregué orégano y perejil frescos. Le puse 8 láminas de canelón más que lo que indicaba la receta – seguramente porque mis masas eran diferentes de las del chef. El queso idiazábal lo he sustituido por gouda. Y además, Arguiñano lista 1/4 de libtro de bechamel. No sé si en España la venden hecha. Aquí no la he visto y preparé más menos esa misma cantidad con los ingredientes que listo.

Da para 6 raciones.

Ingredientes

20 láminas de canelones
1 lb de picadillo de res (carne picada para los españoles)
1 taza de champiñones picaditos (unos 6 champiñones aproximadamente)
2 dientes de ajo grandes machacados
1/2 cebolla blanca picadita
1/2 pimiento verde grande picadito
6 oz de salsa de tomate
1 cdta de orégano fresco picadito
1 cdata de perejil fresco picadito
3/4 de taza de queso gouda rallado
Aceite de oliva
Perejil picadito

Para la bechamel
2 cdas de mantequilla
2 cdas de harina
1 1/2 taza de leche
1 pizca de sal
1 pizca de nuez moscada

Preparación

Para hacer esta receta tenemos que cocinar por un lado las pastas, por otro la bechamel y por último el picadillo para finalmente ensamblar y gratinar. Vamos por pasos como Jack el destripador.

Ponle sal y pimienta al gusto al picadillo. Reserva.

Pon a hervir agua y agrégale sal al gusto. Cocina en ella las pastas según las instrucciones del fabricante. Escúrrela, enjuágala con agua fría, escúrrelas una vez más y colócalas una a una, separadas, sobre papel aluminio. Resérvalas.

Para la bechamel, derrite la mantequilla en una cazuela mediana, agrega la harina y cocínala mezclándola con la mantequilla hasta que se despegue del caldero, añade la sal y la nuez moscada y echa la leche poco a poco para que no se te hagan grumos. Reserva.

Rehoga los champiñones, los ajos, la cebolla y el pimiento con un chorrito de aceite de oliva. Ponle sal al gusto y añade el picadillo. Cuando la carne cambie de color, adiciona la salsa de tomate y el orégano. Cocina unos minutos más.

Precalienta el broil del horno.

Engrasa levemente una fuente resistente al horno.

Rellena los canelones y ve poniéndolos en la fuente bien pegaditos. Cúbrelos con la bechamel.  Esparce el queso por encima y gratina unos 5 minutos. Esto quiere decir que has puesto el broil (el fuego superior del horno), has puesto más arriba de la mitad del horno la fuente y has esperado a que el queso se derrita y se dore.

Una vez listo, adórnalo con el perejil.

Te invito a ver las demás recetas de este mes aquí.

Cuscús con pollo y tzatziki

Cuscus con pollo y tzatziki

Después de 2 meses sin poder participar en el reto Cooking the chef, regreso al ruedo para compartir con ustedes este cuscús con pollo y tzatziki del chef elegido este mes, uno de mis favoritos, Jamie Oliver. Ya había hecho esta receta en casa hace un tiempo y no me pude resistir a repetirla, a pesar de tener 4 libros de recetas de donde escoger. Es del libro Las comidas de Jamie en 15 minutos y la verdad es que no soy tan rápida como él y me ha llevado mis 30 minutos.

Hice también su tarta de leche del libro Comfort Food, pero se me hizo imposible sacarle buenas fotos por eso de lo poco que duran los fines de semana y terminó en la oficina, como un postre memorable para mis colegas y mis jefes que estaban de visita. En el Instagram pueden ver la foto.

Para los que no conozcan a Jamie Oliver, les cuento que comenzó a cocinar desde niño en el pub de sus padres en Reino Unido. Cuando terminó sus estudios comenzó la carrera de cocinero y pronto fue contratado para la serie Naked Chef (El chef desnudo). Luego abrió su primer restaurante, revolucionó el menú de las escuelas en su país y la comida casera. En la actualidad, con apenas 40 años, tiene una cadena de restaurantes, colecciones de productos alimenticios, una revista que lleva su nombre y un proyecto que me encanta, Jamie´s Food Revolution, en el que los invito a participar.

ctc1

En Cooking the chef participamos alrededor de 60 blogueras, que hacemos recetas de un chef determinado y que son publicadas el 5 de cada mes. Si quieres saber más sobre el proyecto, puedes hacer click aquí. Y para ver todas las recetas de Jamie que hemos cocinado este mes, pasa por acá.

Vamos a la receta, que da para 4. Es un plato inolvidable que todos deberían probar y ya me contarán en qué tiempo lo tienen listo. Yo hice varios pequeños cambios y así va.

Cuscus con pollo y tzatziki

Ingredientes

Para el Tatziki:
1 taza (250 g) de yogurt griego bajo en grasas
1/2 pepino
El jugo de 1/2 limón
1/2 manojo de hojas de menta fresca, picadita
Unas ramitas de eneldo fresco para adornar

Para el pollo:
2 pechugas de pollo
Sal
Pimienta
Perejil seco
Eneldo seco

Para el cuscús:
1 taza de cuscús (el mío tiene ese color porque es uno de tomate que compré en NY)
1/2 ají pimiento verde
1/2 ají pimiento rojo
1 pizca de guindilla seca
1/4 de cebolla morada grande
1/2 manojo de eneldo fresco
2/3 de taza de petit pois (guisantes) de lata, lavados y escurridos
1/3 de taza de aceitunas kalamata o negras sin hueso, cortadas a la mitad
El jugo de 1/2 limón
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/3 de taza (aproximadamente 40 g) de queso feta desmoronado

Cuscus con pollo y tzatziki

Preparación

Usa la parte de los orificios grandes de un rallador o guayo y ralla el pepino para el tzatziky. Colócalo, con una abundante pizca de sal, en un colador para que se le escurra el agua.

Cocina el cuscús según las instrucciones del fabricante. Es sólo poner a hervir el agua que indique, agregarle sal y mantequilla o aceite si lo deseas, así como el cuscús, removerlo, taparlo y ponerlo fuera de la candela unos 5 minutos. Después de los cuales lo removerás con un tenedor para que quede desgranado.

Filetea las pechugas bien finitas, adóbalas al gusto con los ingredientes listados y colócalas en 2 sartenes antiadherentes. Cocínalas 5 minutos por cada lado, volteándolas sólo una vez. Córtalas en tiras y resérvalas de modo que se mantengan calenticas. Las puedes freír o hacer al horno si prefieres.

Escurre el pepino rallado usando la manos y mézclalo con los demás ingredientes del tzaziki. Reserva.

Pasa los ajíes, la guindilla, la cebolla y el eneldo por la batidora o el procesador de alimentos hasta lograr una pasta. Riégala en el fondo de una bandeja o un plato grande. Agrega los petit pois y las aceitunas. Rocíalo con el jugo de medio limón y el aceite. Incorpora el cuscús y remueve bien todo. Coloca las tiras de pechuga de pollo y el queso feta sobre el cuscús.

Sírvelo poniendo en medio o a un lado el tzatziki para echarle por encima en el momento de servirlo.

Cuscus con pollo y tzatziki