Header

Blog Archives

Bundt cake de chocolate para Navidad

Bundt cake de chocolate para Navidad

Bundt cake de chocolate para #Navidad

Desde que vi el otro día el pan de Pascua de chocolate de Pilar (En mi cocina hoy) tenía ganas de hacerlo, pero esta semana me compré un molde de Nordic Ware por un precio maravilloso en T.J.Maxx y como andaba loca por estrenarlo, terminé haciendo este Bundt cake de chocolate para Navidad que combina la receta de la etiqueta del molde con la de mi amiga.

No soy mucho de hacer estos inventos porque la química de este tipo de postres no se meda muy bien. Sin embargo, esta vez pasé la prueba. El cake es una maravilla. La masa queda muy suave y servido con helado de chocolate y/o vainilla estaba delicioso.

Según mi esposo, mejor no ponerle frutas confitadas porque le parecen muy dulces, pero a mí me parecieron perfectas y les daban el toque navideño. En su lugar pueden ponerle pasas remojadas en brandy y de paso añadir el licor en lugar de la vainilla.

Media hora antes de comenzar a preparar el cake, saca del refri los huevos y la mantequilla. En ese tiempo puedes tostar los piñones y las nueces a fuego medio-bajo durante unos 5 minutos cada uno, moviendo seguido para que se tuesten parejos y luego los dejas refrescar y los reservas.

Ingredientes

Aceite en spray para engrasar el molde
1 cdta de harina

¾ de taza de mantequilla sin sal, derretida
¾ de taza de azúcar blanco
¾ de azúcar moreno
2 cdtas de vainilla
2 huevos a temperatura ambiente

1 2/3 taza de harina
¾ de taza de chocolate en polvo
1 cdta de bicarbonato (baking soda)
1/2 cdta de sal
1 taza de suero de leche (buttermilk)

2 cdas de naranja confitada picadita
8 oz de piña y cerezas confitadas (compré un pote variado)
2 cdas de piñones tostados
2 cdas de nueces tostadas picaditas
2 cdas de pistachos

Bundt cake de chocolate para Navidad

Bundt cake de chocolate para #Navidad

Preparación

Precalienta el horno a 325⁰F (162⁰C). Engrasa y enharina el molde.

Pon en el bol del KitchenAid la mantequilla y los azúcares. Bátelos a velocidad media hasta que cambie de color y se ponga medio esponjoso. Agrega la vainilla y luego los huevos, uno a uno, esperando a incorporar bien el primero antes de adicionar el segundo.

Como en esta receta sólo se bate a velocidad media o baja, puedes hacerla a mano si no tienes batidora eléctrica.

Une el tercer grupo de ingredientes en un bol y tamízalos. Agrégalo en tres partes a la mezcla de mantequilla, azúcar y huevo, incorporando en medio el suero de leche y batiendo a velocidad baja. Considera raspar el fondo del bol un par de veces durante este proceso.

Vierte la mezcla para el cake en el molde.

Mezcla el último grupo de ingredientes en otro bol y adiciónalo al molde. Luego golpea el molde contra la meseta para que bajen un poco los frutos y se elimine el aire que pueda tener la mezcla dentro.

Hornea durante 1 hora aproximadamente. Para comprobar que está listo, introduce un palillo de dientes en el cake. Este debe salir limpio. Yo le tuve que dar 5 minutos más.

Recuerda que durante los primeros 20 minutos del horneado de un cake nunca se debe abrir el horno porque se pasma y nunca sube la masa.

P.D.

Bastones navideños de Nutella

bastones-navidenos-de-nutella

¿A qué estos bastones navideños de Nutella lucen como el desayuno perfecto para abrir los regalos el 25 de diciembre? Harina, hojaldre, nutella y almendras. No necesitas nada más. Fáciles, rápidos y riquísimos.

En casa los regalos los abrimos el 24 en la noche porque no hay niños, pero la costumbre en Estados Unidos es abrirlos el 25 y muchos latinos han optado por seguir esa tradición. He visto a más de una abuela disfrazarse de Santa Claus ese día bien tempranito y comenzar a repartir los regalos de todos en la casa.

Pero antes de comenzar a disfrazarnos, debemos poner a descongelar el hojaldre. 20 a 30 minutos son suficientes. Yo uso las láminas (sheets) de Pepperridge Farm, la misma con la que hago los pastelitos cubanos, pero puedes hacer la masa en casa si tienes tu propia receta. Yo hasta ahora no me he atrevido a hacer hojaldre.

Están listos en media hora. Salen 4 bastones grandes u 8 medianos. Los medianos son suficientes para 1 persona. Son crujientes, deliciosos y no tienen nada que envidiarle a los de tu repostero favorito. Con esta receta vas a triunfar en grande, te lo garantizo.

Ingredientes

2 láminas de hojaldre Pepperridge Farm
3 cdas de harina
1/2 frasco (6 oz aproximadamente) de Nutella
1/2 taza de almendras fileteadas

paso a paso

Preparación

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C). Tuesta las almendras durante 5 minutos en una bandeja resistente al horno, removiéndolas a cada rato.

Espolvorea una superficie lisa con harina. Estira sobre ella las masas de hojaldre (previamente descongeladas) con un rodillo, reduciendo su grosor a la mitad. Úntalas de nutella con la parte de atrás de una cuchara o con una paleta, dejando los bordes sin untar. Distribuye homogéneamente las almendras tostadas sobre la nutella.

Enrolla la masa, corta el rollo a la mitad a lo largo y luego tuerce cada una de las mitades, como indica la foto.

Si quieres hacer 4 bastones grandes, dale la forma en este momento. Son un buen regalo para tus colegas en la oficina o para tus vecinos. Si quieres hacer 8, corta cada una de las mitades en dos y dale forma de bastón entonces.

Coloca los bastones en una bandeja resistente al horno. No muy pegados porque el hojaldre crece y se te unirían los bastones.

Hornea durante 20 minutos y una vez listos, deja que se refresquen unos 10 o 15 minutos sobre una parilla antes de servirlos calientes con café con leche o chocolate.

bastones-de-nutella

También puedes darle forma de rosca o trenzar las mitades del rollo.

Y no dejes de contarme cómo te fue con este desayuno navideño.

Tarta de Calabaza, Shiitake y Ricotta #GladeHolidayMood

Este post ha sido patrocinado por #Collective Bias y su cliente, pero las opiniones y la receta son mías.

tartamain

En casa ya se respira el aroma de la Navidad. Estamos en #GladeHolidayMood. El arbolito está en la sala, pero como no es de verdad, fui a Publix a comprar las velas Glade® Winter Collection y el spray Sparkling Spruce™ con olor a pino y cedro, para darle al hogar los olores que cada año nos acompañan cuando disfrutamos con la familia y los amigos de nuestra estación favorita del año. Este diciembre vienen a visitarnos otra vez nuestros amigos uruguayos que viven en Japón y voy a prepararles esta tarta de calabaza, shiitake y Ricotta, que seguro les va a encantar y les recordará su adorada tarta Pascualina.

publix

Nos encanta tener visita en casa y casi todos los fines de semana nos reunimos con nuestros seres queridos, pero en Navidad casi cada noche inventamos alguna celebración. Uno se aparece con algo de picar, el otro con una botella de vino, otro con comida típica de su país. Es casi como las famosas posadas aunque no le demos ese nombre.

A mí me encanta preparar recetas con ingredientes frescos y de estación. Una de mis combinaciones favoritas es la de calabaza con hongos y salvia, que uso en cremas, purés, salteados y ahora se me ocurrió usar en esta tarta que se puede servir para una de estas reuniones o cualquier hora del día. Se las recomiendo especialmente para un brunch.

El olor de la salvia me fascina y siempre viene de la mano del olor a pino de la Navidad. Yo nunca se la había puesto a la comidas cuando vivía en Cuba y aprendí a usarla con una de mis primas al llegar a Estados Unidos. Fue la primera vez que celebré estas fiestas, pues en mi país estaban prohibidas cuando yo vivía allá. Jamás olvidaré lo rico que la pasamos ese año y desde entonces no hemos dejado de disfrutar de estas fiestas, con ganas dobles para recuperar el tiempo perdido.

IMG_3218

No se asusten con la larga lista de ingredientes, que es muy fácil de preparar esta receta. Y aprovechen el frío de este fin de semana (los que les toque) para hornear esta tarta y regar por la casa los olores de la estación.

Ingredientes:

1 caja de masa para tartas (pie crust) – trae 2 masas de 9 pulgadas
1 huevo
6-8 hojas de salvia fresca

Para el relleno:
2 tazas de calabaza cortada en cubos de 1 pulgada
Sal
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
2 cdas de mantequilla
1 cebolla pequeña
½ taza de hongos Shiitake secos
1 huevo
1 taza de queso Ricotta
1 taza de queso Cedar rallado
100 ml de leche evaporada o nata líquida
1 cdta de salvia seca
1 pizca de pimienta
½ cdta orégano seco
Sal
Pimienta

Preparación

Precalienta el horno a 400°F (200°C).

Pela la calabaza y córtala en cubos de 1 pulgada. Rocíalas con el aceite de oliva y ponle un poquito de sal. Cubre una bandeja con papel aluminio y vierte la calabaza sobre este. Hornea durante 30 minutos.

Mientras tanto, pon los hongos secos en remojo en agua tibia en un cuenco y saca del refrigerador la masa para que se vaya descongelando.

comienzo

Una vez lista la calabaza, sácala del horno y deja que se enfríe.

Escurre bien los hongos y pícalos chiquiticos. Corta la cebolla también en pedazos chiquitos. Derrite la mantequilla en una sartén a fuego medio. Añade la cebolla y 3 minutos más tarde, los hongos. Sofríe unos 3-4 minutos.

Mezcla bien el huevo, los quesos Ricotta y Cedar, la leche evaporada, la salvia y el orégano secos. Salpimienta. Añade la cebolla y los Shiitake sofritos y mézclalo.

quesoyhongos

Baja la temperatura del horno a 350°F (180°C).

En un molde para tartas, acomoda una de las masas de modo que cubra todo el fondo. Añade la mitad de la mezcla con los quesos, luego la calabaza y finalmente, la otra mitad de la mezcla con quesos. Cubre el molde con la otra masa y une los bordes de ambas. Si te sobra masa, recórtala.

Bate el huevo del principio de la lista de ingredientes y úsalo para pintar la tarta por encima con ayuda de una brocha. Con un cuchillo, haz algunas aberturas en la masa y adórnala con las hojas de salvia. Si no se pegan bien las hojas, usa un poco más de huevo batido.

preparar

Hornea 40 minutos en una parrilla en medio del horno. Una vez lista, deja que se refresque sobre una parrilla unos 10-15 minutos antes de servirla.
Queda con un sabor muy suave y delicado. Mi mordida favorita fue la que tenía la hoja de salvia.

Se puede servir tibia o a temperatura ambiente, sola o con ensalada, a la hora del brunch o para una comida ligera.

slice