Header

Blog Archives

Tostones

tostones

Tostones

Tostones, chatinos, plátano a puñetazos, son algunas formas de llamarle a este modo de preparar el plátano macho verde en Cuba. ¡Mira que me gustan! Bien tostaditos, como si fueran unas galleticas.

Lo que no soporto es pelarlos, a pesar de que tengo un truco para hacerlo: darles un corte en el lomo y, a partir de ahí, comenzar a quitarles la cáscara. Yo siempre decía que el hombre con el que me casara tenía que saber pelar plátanos verdes, pero al final aprendí un día… tratando de enseñar a mi marido.

Los chatinos me recuerdan muchísimo mi niñez. En casa siempre había alguna vianda frita para acompañar las comidas y los tostones se hacían bastante seguido, aunque era un poco difícil que llegaran a la mesa, pues todos nos poníamos a picar de los que se iban friendo.

Ingredientes

Plátanos verdes
Sal
Abundante aceite para freír

tostones chatinos

Cómo preparar tostones o chatinos

Preparación

Pela los plátanos y los córtalos en rodajas de 3 centímetros.

Vierte el aceite en una cazuela, o en la freidora. El aceite debe cubrirlos totalmente. Con el aceite a temperatura ambiente, comienza a freír los trozos de plátano durante aproximadamente 8 minutos, para que se ablanden pero por fuera deben quedar un poquito tostados. Una vez listos, colócalos sobre papel toalla para que escurran la grasa.

Envuelve, una por una, las rodajas de plátano con papel de horno o papel cartucho y las aplástalos con el fondo de un vaso o una lata de conservas, reduciendo su grosor a unos 7-8 milímetros, con cuidado de no romperlos.

Llena de agua un cuenco grande y le añade un poco de sal. Deja reposar los plátanos fritos en el agua salada durante 30 segundos y vuelve a freírlos, esta vez con el aceite caliente y solo 3 minutos. Ahora sí deben quedar bien tostaditos. Yo compruebo que están listos tocándolos con un tenedor: si suenan es que están tostados.

Espolvoréalos con sal al gusto. Sugiero acompañarlos con mojo de perejil. Para hacerlo calientas el aceite a fuego lento con ajo machacado unos 12 minutos y cuando lo retires del fuego, le agregas perejil picadito.

Ponerlos en agua es opcional, pero es lo que hace que queden tostados por fuera y tiernos por dentro. Hay que tener cuidado al ponerlos medio mojados en el aceite hirviendo, porque si los plátanos contienen restos de agua, el aceite puede salpicar y quemarnos.

Apio encurtido dulce

apio encurtido dulce

A último minuto me he puesto a hacer este apio encurtido dulce de Gordon Ramsay para el reto Cooking the chef de este mes. Junio ha sido aplastante de trabajo y hasta he tenido que currar un fin de semana y todo. No me quejo. Como dice el dicho: mejor que sobre. Pero a veces no das para más.

Ramsay siempre me había caído gordo hasta que recibimos en la oficina su libro Mis mejores recetas. Quería hacerlas todas y me parecían facilísimas. Así hice las paces con este chef escocés tan controversial que muchos recordamos por su mal carácter en Hell’s Kitchen. Cuando recibí el correo del reto de este mes me enteré que en 2006 fue condecorado con la Orden Del Imperio Británico y de que en toda su trayectoria ha ganado nada más y nada menos que 16 estrellas Michelin (en la actualidad mantiene 14), ocupando el 3er lugar en el ranking de cocineros con el máximo nº de estrellas (Joël Robuchon,28 y Alain Ducasse con 19).

La receta de hoy es facilísima y se las recomiendo para comer con pollo frito o un pollo a la parrilla bien condimentado. Es del libro que les comentaba (Mis mejores recetas) y según el chef, se le pueden añadir también cintas de zanahoria o rodajas de rábano. Puede durar un mes si se guarda en un frasco esterilizado.

Para esterilizar el frasco Gordon nos dice que debemos lavar bien los pomos y sus tapas y colocarlos en una bandeja al horno durante 30 minutos a temperatura baja.

Yo hice la mitad de lo que decía la receta. Le puse pimienta rosa en lugar de pimienta negra y sal del Himalaya en vez de sal marina. Da para dos.

apio encurtido

Ingredientes

2 palos de apio
50 g de azúcar
50 ml de vinagre blanco
3 clavos de olor
1 cdta. de semillas de mostaza
3 granos de pimienta rosa
1 pizca de sal del Himalaya

Preparación

Separa los tallos de apio del resto y córtalos diagonalmente. Resérvalos en un cuenco.

Coloca el resto de los ingredientes en una cazuela pequeña, agrega la misma cantidad de agua que de vinagre y lleva a ebullición. Baja el fuego al mínimo y remueve a cada rato, hasta que se disuelvan la sal y el azúcar, un par de minutos más. Deja que se refresque ligeramente y vierte sobre el apio. Deja que se enfríe completamente antes de servirlo.

Si quieren ver el resto de las recetas del chef de este mes, hagan click aquí.

Hongos marinados a la japonesa

Hongos marinados a la japonesa

Hongos marinados a la japonesa

Aprecio muchísimo cuando mis amigos van de viaje y me traen de regalo comida. Hace poco, una amiga me obsequió un paquetico de hongos marinados a la japonesa. Era pequeñito y me quedé con ganas de más, así que me puse a tratar de imitar la receta y después de un par de veces logré que quedaran igualitos.

Mi esposo me ayudó traduciendo algunas recetas de libros de cocina y revistas en japonés que compré en nuestro viaje más reciente a Tokyo. Sí, tal es el vicio que tengo de comprar libros de recetas.

En Japón se acostumbra a servir montón de cosas que vas comiendo a la vez, picando de cada plato y de cada cuenco, en lugar de servir un primer plato, un segundo plato, etc… Sólo el postre se sirve separado. Estos hongos marinados a la japonesa son divinos para cualquier comida, lo mismo como complemento de un theishoku (la típica completa japonesa servida en una bandeja con arroz, pescado o carne, sopa y tsukemono) que para comer solitos con arroz. La última vez que los hice lo serví con soboro.

Ten en cuenta que se preparan con 1 hora de antelación, pero lleva poco tiempo hacerlos. Los ingredientes son bastante fáciles de encontrar.

Se pueden guardar de un día para otro y da para 4 raciones si los comes solos y hasta para 8 servido como acompañante.

Hongos marinados a la japonesa

Perfectos para acompañar muchas comidas asiáticas.

Ingredientes

1 paquete de 8 oz de hongos shiitake
1 paquete de 8 oz de champiñones
1 paquete de 5-6 oz de hongos shimeji o white beech
1/2 cebolla
1 diente de ajo
2 cdas de aceite vegetal
1 pizca de rueditas de chile seco
Sal
Pimienta
3 cdas de salsa soya
2 cdas de vinagre de arroz
Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Lava los hongos y sécalos con cuidado. Corta los shiitake a la mitad, los champiñones en 3 o 4 rueditas cada uno y separa los shimeji de la base y entre ellos.

Corta la sebolla en juliana y el ajo en rueditas.

Calienta el aceite en un sartén y añade el ajo y las rueditas de chile seco. Cocina unos 30 segundos, hasta que comience a desprender el aroma fantástico del ajo. Incorpora los hongos y saltéalos unos 3 minutos. Salpimiéntalos. Cuando comiencen a soltar líquido, añade la cebolla y saltea otros 2-3 minutos.

Vierte en una fuente o un plato grande y báñalo con la salsa soya mezclada con el vinagre. Ponle aceite de oliva al gusto. Deja reposar 1 hora.

Sírvelos a temperatura ambiente.

¿Verdad que es facilísimo de hacer?