Header

Blog Archives

Pan con minuta

Pan con minuta

¿Quiénes son cubanos por acá y se acuerdan del pan con minuta? Para los que no se acuerdan o no son cubanos ni de Miami, este es uno de los sándwiches representativos de la comida cubana.

En mi adolescencia era merienda común de mi generación. Ahora me pregunto cómo podía comer de merienda algo que es más bien un almuerzo. Supongo que teníamos mucha hambre y/o gastábamos muchas energías.

Salíamos corriendo a la hora del recreo para una cafetería que había al lado de la secundaria y casi siempre comíamos frita o minuta. Las minutas tenían un rebosado muy amarillo. Siempre me he preguntado qué le ponían para que tomara ese color. ¿Bijol?

Mi padre traía las minutas ya limpias de Caibarién. La minuta tiene forma de mariposa y se le deja la cola del pescado. Se hace con un pescado chiquito como un parguito, por ejemplo, o con la parte más pegada a la cola de un pescado mediano.

Mi madre siempre las empanizaba con huevo y galleta o pan rallado. Ahora casi siempre las hago con panko. Este producto japonés está hecho de pan de trigo sin corteza y es mucho más grueso, aireado y ligero. Me gusta más como luce la minuta vestida con él y tiene la ventaja de absorber menos grasa que el pan o la galleta rallados.

En Miami se puede comprar la minuta ya limpia en los mercados Presidente o en la pescadería de Casa Blanca, pero también puedes preparar este sándwich como un filete de pescado si se te hace muy difícil ir a estos sitios o limpiar el pescado y dejarlo en forma de minuta.

En cualquier caso, puedes pedir en la pescadería que te las preparen a ver qué pasa.

Para hacerlo tú, después de escamar el pescado, córtale la cabeza y elimina los intestinos. Dale un corte longitudinal por el lomo, hasta la cola, y otro por el lado opuesto hasta el mismo sitio. Separa los dos filetes con la punta del cuchillo, pegado al espinazo, tratando de dejar intacta la masa. Corta el espinazo donde empieza la cola, con un cuchillo o unas tijeras de cocina, con cuidado de que no se desprendan los filetes.

Pan con minuta - Receta cubana

Ingredientes

(para 2 personas)

Para el pescado:
2 pescados pequeños de aproximadamente ½ lb (¼ de Kg)
Sal
½ taza de harina multiuso
1 huevo
1 taza de panko
Abundante aceite vegetal para freír

Para la salsa:
2 cucharadas de mayonesa
1 cucharadita de rábano picante (Horseradish) preparado
La ralladura de 1 limón
3 o 4 gotas de tabasco

Para armar el sándwich:
2 panes (se usa un pan suave redondo, pero me encanta con pan francés)
½ cebolla blanca mediana, picadita
Salsa picante (opcional)
Jugo de limón (opcional)

Preparación

Revisa que no le queden espinas al pescado, ponle sal al gusto. Empaniza pasando primero por harina, luego por huevo y finalmente por panko.

Calienta el aceite y, mientras, mezcla los ingredientes de la salsa.

Fríe las minutas en el aceite caliente, un par de minutos por cada lado y colócalas sobre papel toalla para que escurran el exceso de grasa.

Para montar el sándwich, coloca la minuta sobre la parte inferior del pan y luego ponle por encima la salsa de mayonesa y horseradish, las cebollitas picadas, y si queremos, la salsa picante y un poco de jugo de lima o limón. Para mí con el limón rallado de la salsa de mayonesa es suficiente.

Puré de malanga con berro

Puré de malanga con berro

Cuando mi amiga Leo me dio la idea de hacer el puré de malanga con berro sabía que triunfaría en casa con esa receta.

Tanto mi esposo como yo adoramos la malanga aunque sea hervida y punto. Aunque también nos encanta en frituras o chips.

La malanga es una raíz y se le conoce también como tiquisque, otó, ocumo, yautía y uncucha. Las variedades más comunes son la blanca, la amarilla y la morada. Es genial para la digestión. Los cubanos cuando estamos mal del estómago solemos comer puré de malanga y cuando los niños comienzan a comer sólidos, es de las primeras cosas que les damos a comer.

El berro también, por su parte es buenísimo para el crecimiento de los niños, por lo que este puré es muy recomendado para los peques. Eso sí, no le pongan mucho berros si es para los bebés porque tiene un sabor amarguito que puede que no le guste. Adiciona sólo la mitad del berro que le pondrías a un puré como este para adultos.

Además, el berro es buenísimo para la salud para mantener la piel y la vista en buen estado, es rico en antioxidantes y anticancerígeno.

El huevo duro para adornar es opcional.  Puedes usar simplemente unas ramitas de berro.

Puré de malanga con berro

Ingredientes

(Para 2)

3 malangas medianas
1 puñado de berro bien lavado
1 cda de mantequilla sin sal
Sal
1 huevo duro

Preparación

Pela la malanga y córtala en trozos del tamaño de una pelota de ping pong y hiérvelas unos 20 minutos, hasta que estén tiernas, con un poco de sal al gusto.

Reserva dos tazas del líquido en que herviste la malanga antes de escurrirla.

Pon la malanga con el agua, la mantequilla y el berro en la batidora y bate hasta que esté hecho puré. Dependiendo del gusto tuyo y de tu familia, puedes hacerlo más o menos espeso. Ten en cuenta a la hora de reservar el agua para dejar un poquito más si te gusta más en onda crema que puré.

Sirve en dos cuencos o dos tazas y adorna con un cuarto de huevo duro.

Si te gusta el puré de malanga natural, te dejo el link a mi receta para que la pruebes también.

Bacalao a la vizcaína

Bacalao a la viscaína

Esta receta de bacalao a la vizcaína es deliciosa, muy personal y un poco cubana.

Las recetas siempre tienen tantas versiones como cocineros que la preparan y aunque algunas veces me gusta comer las cosas tal y cómo se deben comer, me mata la curiosidad por probar nuevos platos. No siempre estas variantes son buenas, pero no es el caso de este bacalao a la vizcaína, que les aseguro que ha quedado riquísima esta mezcla cubano-española.

En Cuba le poníamos papas a esta receta seguramente para hacer rendir más el pescado. A la versión cubana le agregué bacon, a falta del tocino que vi en una receta de un libro de cocina vasca que tengo en casa; y los piquillos, que nunca los comí en la isla pero van en la receta original. Ambos ingredientes alejarían un poco el modo en que lo preparo de la receta cubana.

Ya pasó la Semana Santa, pero tal vez no los antojos de bacalao. Si te quedó un poco por ahí en el refri, esta es tu receta y si no, guárdala en tus redes para cuando llegue ese momento del año en que te gusta cocinar bacalao.

La receta es bastante fácil y da para 3. Una vez desalado el bacalao lleva poco tiempo prepararla.

Bacalao a la vizcaína

Bacalao a la vizcaína

Ingredientes

1 lb de bacalao desalado
1 taza de agua del hervor del bacalao
1 cda de manteca de cerdo
3 tiras de bacon
1 lb de papas cortadas en ruedas de 2/3 de pulgada (casi 2 cm)
1/2 taza de vino seco
1 taza (8 oz) de puré de tomate (yo uso sin sal)
1 cebolla blanca cortada en tiras (en juliana)
1/2 pimiento rojo en juliana
1/2 pimiento verde en juliana
3 dientes de ajo grandes machacados
1 pizca de guindilla
1 cda de vinagre
3 pimientos del piquillo (para adornar)
Perejil picadito (para adornar)

Preparación

Por si acaso, recuerda que la preparación de este plato comienza el día anterior, con el desalado del bacalao. Coloca el bacalao en una vasija con agua que lo cubra. Cambia el agua unas 3 veces.

Ya listos para hacer la receta. Dale un hervor de 3 a 5 minutos al bacalao, dependiendo de su grosor, tratando de que los filetes mantengan su forma. Reserva una taza de agua en la que has hervido el pescado y escurre el bacalao.

Dora el bacon con la manteca de cerdo ya derretida en una cazuela mediana. Añade las ruedas de papas, los filetes de bacalao y el resto de los ingredientes menos los piquillos que son para adornar e incluyendo la taza del agua del hervor del bacalao que habías reservado. Tapa la cazuela y cocina a fuego medio-alto durante 20 minutos.

Para servirlo, adórnalo con los pimientos del piquillo o con pimientos morrones y el perejil picadito.

Acompañar con arroz blanco y si se te cruzan unos tostones, no los dejes fuera.

Bacalao a la vizcaína