Header

Blog Archives

Pimientos rellenos con atún

Pimientos rellenos con atún

Adoro los pimientos asados desde antes de probarlos. El olor que despiden cuando los estás cocinando es uno de mis preferidos y me gusta como traspasa cocina y se adueña de toda la casa. Rellenos me fascinan y se prestan muchísimo para usar restos de una comida anterior. Puedes ponerles picadillo mezclado con arroz, sobras de pastas pequeñas tipo orzo, enchilado de camarones o cangrejo, ropa vieja… La lista sería interminable. De momento, vamos con estos rellenos de atún.

A mí me ha dado por usar los pimientos mini, también llamados de la Florida, en lugar de los de toda la vida porque son muy dulces y las porciones menores; además de que se pueden servir también de finger food o en medio de un plato de ensalada. El relleno de esta receta da para 6 de estos pimientos pequeños o 3 medianos, da para 6 comensales, lleva 45 minutos y es deliciosa también al día siguiente a temperatura ambiente.

Algunos tomates marinados  vienen suaves y listos para usar. De no ser así, hidrátalos 20 minutos antes de usarlos y escúrrelos bien antes de cortarlos.

Si prefieres usar atún en aceite en lugar de en agua, reserva un poco del aceite de la lata o el frasco y úsalo en vez del aceite de oliva.

Ingredientes

6 pimientos mini
2 latas de 5 oz (142g) de atún en agua
2 cucharadas de alcaparras (capers) enjuagadas y escurridas
2 cucharadas de tomates marinados (sundried tomatoes) picadito
3 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta
¼ de taza de queso mozzarella rallado

Pimientos rellenos con atún

Preparación

Corta los pimientos a la mitad transversalmente, retira las venas y las semillas. Lávalos bien y ponlos a escurrir.

Mezcla el atún con las alcaparras, el tomate y 2 cucharadas de aceite de oliva. Ponle pimienta al gusto.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C).

Rellena las mitades de pimientos con la mezcla con atún. Si alguna de las tapas no se queda derecha, córtale un pedacito de la base para que no se viren, con cuidado de no abrirles un hueco.

Con la cucharada de aceite restante, unta el fondo de una bandeja resistente al horno y pincela la parte de debajo de los pimientos. Coloca los pimientos rellenos en una bandeja resistente al horno, cúbrelos con papel aluminio y hornéalos 25 a 30 minutos en el centro del horno. Luego destápalos, distribuye el queso mozzarella sobre ellos y regrésalos al horno para gratinarlos. El horno debe estar en función broil,  a 500⁰F (260⁰C) y con el calor por encima.

Sírvelos acabados de hacer como tapa o acompañados de ensalada. O déjame tu sugerencia en los comentarios para la próxima vez que los haga.

¡Buen fin de semana!

Pescado rebozado sin gluten ni lactosa

 

Pescado rebozado saludable

Esta receta de pescado rebozado sin gluten ni lactosa está basada en una que encontré en un libro de la editorial Parragón llamado Pescado y Marisco que compré hace tiempo en Barnes & Noble. Cambie la leche por leche de almendras, la harina de trigo por harina sin gluten y bueno, le dejé la mantequilla y el aceite para freír el pescado porque la verdad que este plato no queda nada mantecoso; y si lo acompañas con vegetales hervidos, tendrás una comida sanísima en minutos.

Lo preparé con swai, que es una especie de pez gato importado de Vietnam que venden a muy buen precio por acá y es muy resultón. Puedes usar también con basa, lenguado o tilapia. Con pescado fresco mucho mejor. El nuestro era congelado.

Para cocinar los vegetales, herví las papitas y las ruedas de zanahoria en agua con sal 10 minutos a fuego medio, agregué las flores de brócoli y seguí cocinando otros 4 minutos y luego escurrí todo.

Ingredientes

2 filetes de pescado sin piel ni espinas
Sal
Pimienta
1/3 de taza de leche de almendras
1/3 de taza de harina sin gluten
2 cdas de mantequilla sin sal
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1 cda de perejil fresco picadito
2 rodajas de limón o jugo de limón

Pescado rebozado sin gluten, huevos ni lactosa

Preparación

Salpimienta el pescado.

Echa la leche en una bandeja en la que no se derrame y la harina en otra. Pasa el pescado por la leche y luego por la harina. En el segundo paso presionas un poco y luego sacudes con cuidado para que no te quede exceso de harina.

Calienta la mantequilla y el aceite a fuego medio-alto en una sartén y fríe los filetes rebozados 3 minutos por cada lado. Deben quedar dorados por fuera y jugosos por dentro. Cuando estén listos, los pones sobre papel toalla para que escurran la grasa. Importante, víralos sólo una vez.

Sírvelo con el perejil picadito por encima y exprímele un poco de jugo de limón.

Acompáñalo con los vegetales hervidos, puré de papa, o ensalada.

Ensalada de cuscús y atún

ensalada-de-cuscus-y-atun-1

Ensalada de cuscús y atún

Con esta ensalada de cuscús y atún que se prepara en 15 minutos, comienzo este año el ciclo de recetas de Cuaresma junto a mi colega Silvia, de Mamá Latina Tips y todas las amigas blogueras que se vayan uniendo en estas semanas.

Esta es una receta facilísima y con un contraste de sabores que les va a encantar. Se puede comer a temperatura ambiente o prepararla con antelación y servirla fría.

Si no han probado este cuscús israelí o perlado, les recomiendo lo hagan, pues esas bolitas explotan divinamente en nuestra boca. En Estados Unidos se consigue en casi cualquier supermercado cerca de la sección de arroces.

Algunos tomates secos marinados vienen listos para comer, pero otros los debes poner en remojo media hora antes de hacer la receta. En ese caso no sale en 15 minutos esta ensalada, así que fíjate bien cuando los compres o ten en cuenta que debes comenzar un poquito antes.

ensalada-de-cuscus-y-atun

Ensalada de cuscús y atún para dos.

Ingredientes

1 taza de cuscús perlado
1 lata de 5oz (142g) de atún
2 cdas de alcaparras picaditas
1 1/2 cdas de dátiles picaditos o uvas pasas
2 cdas. de tomates secos marinados picaditos
1 pimiento dulce mini amarillo, picadito
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/4 cdta de aceite de limón o de naranja
1 cda de eneldo (dill) picadito + unas ramitas para adornar

Preparación

Pon en remojo las alcaparras.

Hierve agua para cocinar el cuscús y cocínalo según las instrucciones del fabricante. El mío tardó 10 minutos y mientras tanto piqué todo lo que había que picar y escurrí el atún. Deja para último las alcaparras. Escúrrelas bien y sécalas con papel toalla antes de cortarlas.

Si usas atún en aceite de calidad, puedes agregar un poquito del aceite de la lata a la ensalada y le queda muy sabroso. Y si no consigues aceite con sabor a limón o naranja, puedes ponerle unas goticas de limón o de lima.
Una vez listo el cuscús, pásalo a un cuenco mediano y únelo con el resto de los ingredientes.

Da para 2 si lo comen sólo, a modo de cena ligera; y para 4 si se sirve de primer plato. Una vez en el plato, adorna con unas ramitas de eneldo.

Estas son las propuestas de mis colegas: