Header

Blog Archives

Pescado rebozado sin gluten ni lactosa

 

Pescado rebozado saludable

Esta receta de pescado rebozado sin gluten ni lactosa está basada en una que encontré en un libro de la editorial Parragón llamado Pescado y Marisco que compré hace tiempo en Barnes & Noble. Cambie la leche por leche de almendras, la harina de trigo por harina sin gluten y bueno, le dejé la mantequilla y el aceite para freír el pescado porque la verdad que este plato no queda nada mantecoso; y si lo acompañas con vegetales hervidos, tendrás una comida sanísima en minutos.

Lo preparé con swai, que es una especie de pez gato importado de Vietnam que venden a muy buen precio por acá y es muy resultón. Puedes usar también con basa, lenguado o tilapia. Con pescado fresco mucho mejor. El nuestro era congelado.

Para cocinar los vegetales, herví las papitas y las ruedas de zanahoria en agua con sal 10 minutos a fuego medio, agregué las flores de brócoli y seguí cocinando otros 4 minutos y luego escurrí todo.

Ingredientes

2 filetes de pescado sin piel ni espinas
Sal
Pimienta
1/3 de taza de leche de almendras
1/3 de taza de harina sin gluten
2 cdas de mantequilla sin sal
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1 cda de perejil fresco picadito
2 rodajas de limón o jugo de limón

Pescado rebozado sin gluten, huevos ni lactosa

Preparación

Salpimienta el pescado.

Echa la leche en una bandeja en la que no se derrame y la harina en otra. Pasa el pescado por la leche y luego por la harina. En el segundo paso presionas un poco y luego sacudes con cuidado para que no te quede exceso de harina.

Calienta la mantequilla y el aceite a fuego medio-alto en una sartén y fríe los filetes rebozados 3 minutos por cada lado. Deben quedar dorados por fuera y jugosos por dentro. Cuando estén listos, los pones sobre papel toalla para que escurran la grasa. Importante, víralos sólo una vez.

Sírvelo con el perejil picadito por encima y exprímele un poco de jugo de limón.

Acompáñalo con los vegetales hervidos, puré de papa, o ensalada.

Ensalada de cuscús y atún

ensalada-de-cuscus-y-atun-1

Ensalada de cuscús y atún

Con esta ensalada de cuscús y atún que se prepara en 15 minutos, comienzo este año el ciclo de recetas de Cuaresma junto a mi colega Silvia, de Mamá Latina Tips y todas las amigas blogueras que se vayan uniendo en estas semanas.

Esta es una receta facilísima y con un contraste de sabores que les va a encantar. Se puede comer a temperatura ambiente o prepararla con antelación y servirla fría.

Si no han probado este cuscús israelí o perlado, les recomiendo lo hagan, pues esas bolitas explotan divinamente en nuestra boca. En Estados Unidos se consigue en casi cualquier supermercado cerca de la sección de arroces.

Algunos tomates secos marinados vienen listos para comer, pero otros los debes poner en remojo media hora antes de hacer la receta. En ese caso no sale en 15 minutos esta ensalada, así que fíjate bien cuando los compres o ten en cuenta que debes comenzar un poquito antes.

ensalada-de-cuscus-y-atun

Ensalada de cuscús y atún para dos.

Ingredientes

1 taza de cuscús perlado
1 lata de 5oz (142g) de atún
2 cdas de alcaparras picaditas
1 1/2 cdas de dátiles picaditos o uvas pasas
2 cdas. de tomates secos marinados picaditos
1 pimiento dulce mini amarillo, picadito
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/4 cdta de aceite de limón o de naranja
1 cda de eneldo (dill) picadito + unas ramitas para adornar

Preparación

Pon en remojo las alcaparras.

Hierve agua para cocinar el cuscús y cocínalo según las instrucciones del fabricante. El mío tardó 10 minutos y mientras tanto piqué todo lo que había que picar y escurrí el atún. Deja para último las alcaparras. Escúrrelas bien y sécalas con papel toalla antes de cortarlas.

Si usas atún en aceite de calidad, puedes agregar un poquito del aceite de la lata a la ensalada y le queda muy sabroso. Y si no consigues aceite con sabor a limón o naranja, puedes ponerle unas goticas de limón o de lima.
Una vez listo el cuscús, pásalo a un cuenco mediano y únelo con el resto de los ingredientes.

Da para 2 si lo comen sólo, a modo de cena ligera; y para 4 si se sirve de primer plato. Una vez en el plato, adorna con unas ramitas de eneldo.

Estas son las propuestas de mis colegas:



Salmón glaseado con miso

miso salmon1

El salmón glaseado con miso o con sake hizo que me empezara a gustar este pescado cocinado. Antes sólo lo comía ahumado o crudo. Con el tiempo fui probando algunas recetas de salmón cocinado que se han quedado en casa y han pasado al blog: a la mexicana, en escabeche o con pesto.

El miso es una pasta y un junto a la salsa soya es el sazonador más usado en la comida japonesa. Se usa para aliñar tanto pescado como carnes y ensaladas. Muchos en Occidente lo conocen sobre todo por ser el ingrediente principal de la famosa sopa miso (misoshiro).

Para hacer miso, se mezclan frijoles de soya hervidos y triturados con sal y un fermento (koji) que puede ser de arroz o de cebada. El koji determina el tipo de miso. Los más comunes son rojos, blancos y mezclados. En Tokio es famoso uno bien oscuro y espeso. El rojo es más salado y el amarillo es medio dulcecito, lo cual tienes que tener en cuenta cuando vas a usarlo en tus recetas. Cuando cocino con el rojo, me gusta usar azúcar glas en el aliño y cuando uso el amarillo, con el mirin es suficiente.

He probado varias recetas de salmón glaseado con miso, con diferentes combinaciones y proporciones pero esta que les traigo hoy para dos comensales ha sido mi preferida. Es facilísimo de hacer y muy rápido, pero ten en cuenta que debes adobar el salmón media hora antes de comenzar a cocinarlo durante sólo 10 minutos en el horno.

Ingredientes

2 filetes de salmón sin piel de 2 pulgadas (5 cm) de ancho
1 cda de pasta de miso rojo
1 cda de sake
1 cda de mirin
1 cda de salsa soya
1 cda de azúcar glass
2-3 gotas de aceite de sésamo

salmon glaseado con miso1

Preparación

Mezcla todos los ingredientes a partir del segundo, asegurándote que la pasta de miso se disuelve. Pon un poco en un cuenco, coloca los filetes de salmón sobre la mezcla y vierte el resto sobre el pescado. Tapa el cuenco con papel film y colócalo en el refri por media hora.

Mientras tanto, puedes hacer el arroz japonés para acompañar el salmón y también sopa miso.

Cubre una bandeja resistente al horno con papel aluminio y precalienta el broiler (resistencia superior) del horno.

Coloca los filetes de salmón en la bandeja, desechando el aliño, más bien escurriéndolo. Hornea durante 10 minutos en una parrilla situada a 7 pulgadas de la resistencia de arriba o broiler. No lo pierdas de vista que cada horno es un mundo y el miso y el azúcar se queman facilmente.

Si tu horno no tiene la resistencia de arriba, precaliéntalo a 450°F (230°C) y coloca la bandeja en el medio. Tal vez requieras cocinar el salmón unos 12 minutos. Igual, no lo pierdas de vista.

Sirve con arroz japonés acabado de hacer.

PD. Ando medio perdida en estos días, con mucho trabajo tanto en la oficina como en mi libro y una sorpresa que les contaré pronto. Además, la conección a internet de la casa está lentísima y he estado viendo la final de la pelota entre Kansas y San Francisco. Hoy no hay versión en inglés.
Otra cosita, todavía no he podido extraer las fotos de Italia de la cámara pero ya tengo casi todo el post escrito.

Una receta especial para la Cuaresma, así que le agrego el link para que les quede a mano y también para compartir las recetas que han hecho mis colegas para estos días.