Cocinar en tiempos de confinamiento

Veronica Cervera

Mucho dolor y muchas malas noticias en estos días y creo que todavía nos falta un largo camino por recorrer, por lo que he decidido reunir algunos consejos para cocinar en tiempos de confinamiento.

Ante todo, trata de no salir de casa y cuando salgas, protégete físicamente y compra comida para al menos para dos semanas. Cuando llegues a casa, si puedes limpia bien todos los alimentos y envases antes de colocarlos en su lugar. Es trabajoso, pero tenemos que cuidarnos y cuidar a los que están allá afuera necesitando una cama en un hospital. Pasa un papel con desinfectante por todas las superficies y lava con agua y jabón las frutas como mismo se ha aconsejado para lavarse las manos, repitiendo dos veces el “happy birthday”.

Si tienes más de 60 años, muchos mercados están abriendo las primeras horas sólo para personas de la tercera edad. Infórmate antes de salir tanto si estás en la tercera edad como si no, para que no te toque quedarte esperando.

Es mejor si puedes comprar por internet. Nosotros no hemos tenido que reponer todavía y ya llevamos dos semanas en casa, pero algunas amistades me han recomendado Instacart y me dicen que les han traído todo lo que han puesto en sus pedidos. Ellos hacen entrega de productos de sitios como Publix, Aldi, Cotsco, CVS y hasta de algunas licorerías y de Pepco.

viveres

Un mes atrás leí en Facebook un post de una amiga que vive en Japón diciendo que para las entregas de pizza en casa podías elegir la opción de “no contact” y me parecía algo muy japonés. Hoy si pido una elegiría esa opción sin duda alguna.

Ten el mismo cuidado para almacenar los alimentos que has comprado con entrega al domicilio que con los que traigas del mercado. Cuando te los traigan trata de no tener contacto alguno con quien lo entregue y que te dejen la compra a los 6 pies de distancia aconsejados por los especialistas.

Y como no soy especialista, me voy a concentrar en consejos sobre cocina en estos días de confinamiento. Aunque sabemos que puede que no haya mucho para elegir según la etapa por la que está pasando el sitio donde nos encontremos.

– Compra vegetales que duren bastante como col, apio, zanahoria. Con estos tres y pollo asado puedes hacer esta ensalada que en casa resuelve un montón y cambiarle el aderezo para no aburrirte. Si te gusta la col morada, puedes hacer con ella un encurtido delicioso para ándwiches.

Ensalada con col, zanahoria, apio y pollo asado

– También la coliflor y el brócoli pueden durar una semana guardados en el frío sin que necesariamente estén en las gavetas de los vegetales. Con la coliflor puedes hacer una crema muy reconfortante con manzana, un ceviche o simplemente picarla en floretes y ponerla en un Ziploc con un poco de aceite, chile en polvo, paprika, comino, sal y pimienta y hornear a 425 F durante 30-35 minutos para luego servirla en unos tacos con tu salsa preferida y/o un par de cucharadas de guacamole.

– Los aguacates por su parte, si son tipo Has, déjalos fuera del refri hasta que cambien de color, de verde a casi negro, y entonces guárdalos en el refrigerador. Aguantan así unos 5 días aproximadamente.

– Si compras lechugas, suelen durar más las que no vienen lavadas y empacadas, pero hay más peligro de ser contagiados que si compras la lechuga entera sin empacar. En algunos mercados la venden sin picar, pero envasada y a veces ya lavada. Esta última opción me parece la mejor.

Bacalao a la Florentina

– Compra vegetales congelados en vez de enlatados. Tienen mucho menos conservantes y suelen ser más baratos. En casa casi siempre tenemos al menos maíz y guisantes. Puedes hacer farfalle con maíz o con guisantes, ambas recetas le encantarán a grandes y chicos. Los guisantes son riquísimos también en arroces y el maíz además de en arroces o cremas le da un toque especial a los guisos. Te recomiendo el de chuletas ahumadas con quimbomó o el de carne con bolitas de plátano. También es muy socorrida la espinaca congelada. A mí me encanta para hacer quiche o bacalao a la Florentina.

– Guarda las hierbas aromáticas el el refri envueltas en un papel toalla húmedo, después de lavarlas bien, y mételas en un pozuelo con tapa.

– Lleva frutas que duren y puedas dejar fuera del refrigerador como las manzanas o las peras. En caso de que se te vayan a dañar, puedes usarlas en postres. Yo amo las manzanas salteadas. Su sabor me recuerda las compotas rusas de mi infancia en Cuba.

manzanas
Las manzanas pueden durarte hasta dos semanas

– Compra frutas congeladas si acostumbras a tomar smoothies. Suelen ser baratas y es la pulpa pura.

– Si ves que las frutas se te van a dañar, congélalas también. Yo, por ejemplo, congelo los plátanos con cáscara y todo y luego los uso para hacer helado en 5 minutos y tener un postre saludable, delicioso y sin azúcares añadidos. Otra opción es usar las frutas en mermeladas, como esta de frutos del bosque o la de arándanos.

Mermelada de frutos del bosque

– Usa siempre primero lo perecedero y deja los congelados y el laterío para después.

– Compra embutidos duraderos como el chorizo y el salami. Con el chorizo te recomiendo tacos con papas hervidas o frijoles refritos, así como unos garbanzos fritos. Para estos últimos, si no quieres complicarte, usa garbanzos en conserva.

– Si vas a comprar jamón, evita que te lo corten, para alejar aún más las posibilidades de contagio. Además, el que viene cocido y empacado tiene más conservantes y puede durarte unos cuantos días más (no es mi opción en la vida normal, porque tienen más sal, pero sí en estos tiempos).

– Otros alimentos que duran bastante y que encontré disponibles en el mercado cuando casi todo estaba pelado fueron bacalao, tasajo y hamburguesas congeladas. En el blog tengo muchísimas recetas con bacalao, pero una de mis preferidas es una a la que he llamado luego “a la Vero”. El arroz con bacalao puertorriqueño también me fascina. En mi libro La cocina cubana de Vero puedes encontrar como hacer el tasajo a la cubana y en este post unas cuantas variantes para servir hamburguesas.

Hamburguesa a la italiana

– Y por supuesto, los enlatados siempre pueden ser una opción: SPAM, jamón, chorizos, legumbres…

– Si vas a comprar quesos, compra quesos duros, que te van a durar más que los cremosos.

– Guarda el pan que no vas a usar inmediatamente. El pan de molde en el refrigerador. Los baguettes puedes congelarlos y cuando vayas a comerlos rociarlos con agua, ponerlos unos minutos en el horno a 350 F y quedarán casi como acabados de hacer. Ten en cuenta que con los restos de pan puedes preparar un pudín delicioso el fin de semana.

– Compra harina para hacer pan casero si tienes máquina. También hay muchas recetas fáciles en estos días en las redes para las cuales no necesitas máquina. El holor del pan cuando se está horneando es de las cosas más ricas de esta vida.

– Recomiendo tener masa para quiches, pues ellos son perfectos para usar las sobras, como en este quiche de pollo borracho. La fórmula mágica para estas tartas saladas es: proteínas y/o vegetales, leche evaporada (menos calorías, grasas y dura más) o crema, algún queso y huevos. Los límites no existen.

Tarta de ricota y tomates
Quiche de tomates cherry, ricotta y pesto

– Si en tu casa comen bastante, asegúrate de tener comida que llene. El otro día hicimos estas arepas de Enriqueta Lemoine y con dos cada uno ya estábamos satisfechos. Yo había hecho el doble y con las que quedaron nos comimos al día siguiente un poco de picadillo que me había sobrado de unos calabacines rellenos. ¡Aquí no tiramos nada a la basura! También llena bastante la harina de maíz de Maseca. Con ella puedes hacer tortillas, pupusas o tamal al horno.

– Si haces papas hervidas o yuca, cocina un poquito más y luego prepara unas papas rellenas con cualquier poquito de carne que te quede por ahí, o unas croquetas de yuca con queso. Por cierto, hablando de croquetas, usando esta fórmula de mi amiga Isbel puedes sustituir el pollo por otras carnes.

Croquetas de yuca

– Si nos ponemos bien trágicos o si tenemos una situación realmente difícil, podemos congelar las cáscaras de algunas viandas para preparar otras recetas luego. En Cuba yo muchas veces freí la piel de la patata porque me quedaba con hambre y recuerdo que hacían hamburguesas de cáscara de plátano macho molida.

– Alguien me preguntaba el otro día si se pueden congelar los huevos… las yemas no, pero las claras sí. Y con ellas luego puedes hacer unos merenguitos. Además, si ves que se te van a vencer los huevos, puedes hervirlos y comértelos en los dos días siguientes en una ensalada o un sándwich de eggsalad.

 Y aunque esto debí mencionarlo primero, antes de ir al mercado, has inventario de todo lo que necesitas, pensando en usar lo que ya tienes. Recuerda que puede que no vuelvas en dos semanas. Confecciona un menú, planifícate. No lleves más de lo necesario, que detrás de ti hay otras personas que han decidido salir ese día y tienen la esperanza de poder comprar algo.

Anota todo lo que se termina y las ideas para cocinar en los días que siguen

Ahora que están todos en casa,  coloca un pedazo de papel en la nevera fijándolo con un imán y pídele al resto de tu familia que vaya anotando lo que se acaba. Puedes incentivarlos pidiéndoles que escriban también en otra lista al lado lo que tienen ganas de comer y así ir  planificando el menú.

Por último, piensa que esta situación es temporal y que al menos tenemos algo de comida. Disfruta esos momentos en casa comiendo con la familia. Yo el otro día estaba recordando cómo era ir a almorzar a casa de mi abuela o de mi madrina cuando era niña cuando salía de la escuela. Me dio mucho sentimiento, pero a la vez fui inmensamente feliz de poderme detener a pensar en ello y de saber que ellas estaban a mi lado, aunque fuera en el recuerdo, que de algún modo me están cuidando y poniendo su mano en mi cabecita en estos días que tanto lo necesito.

Comida en el balcón. Foto de Mabel Cuesta.

Si tienes patio o balcón organiza una comida “fuera”, si tienes patio haz un picnic… El otro día una amiga le hizo a su pareja un almuerzo precioso en el balcón y hasta le confeccionó un menú escrito y todo. Me pareció tan romántico… Si tienes nenes y te parece que no sería tan romántico, puedes involucrarlos en la confección del menú usando papel y lápices de colores para que se entretengan.

Seguro se me quedan muchísimas cosas importantes, así que te agradecería compartieras tus consejos en los comentarios para que los que lean este post los tengan a mano también y para que aprendamos juntos. Si hay algún tema que te gustaría que tocara o recetas que quieres aprender a hacer ahora que tienes más tiempo para cocinar, no dudes decirme. No dejes de compartir este post con tus amigos y, sobre todo, te pido que te quedes  en casa. Es el único modo de frenar el contagio por ahora. Ojalá pronto tengamos una vacuna.

¡Ánimos y abrazos!

#YoMeQuedoEnCasa

Sharing is caring!

32 thoughts on “Cocinar en tiempos de confinamiento”

  1. Verito, cuánto sentimiento en este post, y cuánta información y cuántas delicias para cocinan en tiempos de confinamiento. Mención aparte tus fotos de guerrera. Me encanta el cabello y tu creatividad para todo. Gracias por recomentar mis arepitas, también.

    Reply
  2. Excelentes recomendaciones. Yo solo añadiría un “ingrediente” más para cocinar en tiempos de confinamiento: ¡pon a tu familia a trabajar! Con tanta mano de obra disponible, pueden cocinar y planificar mejor. Y además, pasarse un buen rato en familia y cocinando.

    Reply
  3. Esperando que esto pase lo más rápido posible, aunque es mejor no tener prisa y hacerlo bien para evitar rebrotes. Ahora más que nunca la imaginación es muy necesaria para cocinar ricos y completos menús con lo que ya tenemos, que el salir a comprar sea algo muy puntual. Nos traes buenas ideas que seguro que ayudan a todo el mundo. Gracias. Ah, estás muy guapa con tu mascarilla.
    Cuídate mucho linda. Besos.

    Reply
  4. Que post más completo. No sabes cuánta ayuda das en estos tiempos difíciles. Gracias por todos los consejos e ideas. Esa mesa me das idea para componer una similar . Las manzanas cierto duran bastante para este tiempo de confinamiento.

    Reply
    • Que bueno que te ayude. De eso se trata. Tengo tantas amistades que nunca cocinan y que en estos días no tenían ni idea de qué comprar y por dónde empezar.
      Abrazo y cuídate, que espero pronto salgamos de esta.

      Reply
  5. Vero, me fascinó este articulo y todas las ideas, recomendaciones y tips que nos das en estos tiempos de cocinar en tiempos de confinamiento. Uso instacart y lo de ordenar la pizza con la opción de no contact me parece ideal. Ah, me encantó tu mascara. 🙂

    Reply
    • Acá todavía no hemos tenido que comprar nada para reponer. Creo que aguantamos otra semana sin salir.
      La máscara la compré en el barrio coreano de NY y me ha venido muy bien en estos días. Ay, como duele NYC 🙁
      Abrazo y muchas gracias por pasar y comentar.

      Reply
  6. bravo por este post! me ha encantado! nosotros llevamos ya casi 3 semanas y sí que hemos aprovechado los días que Daqui sale a trabajar para comprar sobretodo producto fresco que nos gusta mucho, me ha encantado la idea del helado de plátano!

    Reply
    • Acá empezando la tercera semana en casa, Mavi. Ya se va agotando lo freso y definitivamente nos tocará salir a comprar algo pronto. Cuídense mucho y disfruten ese heladito de plátano.

      Reply
  7. Que buena información Vero en este momento de cuarentena lo voy a guardar para repasarlo con mi marido y así poder congelar ciertos alimentos y recomendaciones que nos das.

    Reply
  8. Gracias por tu artículo y todos y cada uno de los consejos. Esta situación a veces nos aturde y todas las ideas para saber que hacer en estos momentos son bienvenidas. Pero, lo mejor de todo, tú foto de luchadora, me ha encantado! Hay que protegerse mucho, un abrazo

    Reply
    • Aquí estamos luchando para resistir estos días y tratar de estar saludables por nosotros y por los que nos rodean, Estefanía querida. Es verdad que a veces nos aturdimos. Es demasiado lo que está pasando. TE mando un abrazo grandote. Cuídense mucho también.

      Reply
  9. Que buena información Vero en este momento se cuarentena lo voy a guardar para repasarlo con mi marido y así poder congelar ciertos alimentos y recomendaciones que nos das.

    Reply
  10. Me encantó. Está lleno de información super práctica y de ánimos para mantenernos creativos y ocupados. Ay Vero…esto pasará en algún momento y nos quedará para contarlo a todas las generaciones futuras. Gracias por una lectura tan buena. Cuidate muchísimo.

    Reply
  11. Me parece muy bien aprender nuevas cosas o mejorar nuestras habilidades como cocineras. En estos momentos necesitamos hacer cosas positivas y que nos levanten el ánimo.

    Reply

¿Te gustó?

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.